•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Everton y Liverpool empataron hoy 1-1 en Goodison Park en la edición número 225 del derbi del río Mersey, en un encuentro con más nombre que fútbol y en el que Romelu Lukaku anotó para los 'toffees' y Danny Ings lo hizo en los 'reds'.

Los locales, después de un gran comienzo de campaña, que les ha permitido soñar incluso con los puestos de Liga de Campeones, buscaban aprovecharse de las dudas que ha dejado su vecino en este inicio liguero.

Llamado a pelearle el título a los otros 'grandes', el cinco veces campeón de Europa, tras la fuerte inversión realizada en verano, no termina de carburar en unas primeras jornadas en las que la principal alegría ha sido el buen acoplamiento de Danny Ings al equipo.

Fue, precisamente, el exjugador del Burnley el que abrió el marcador en Goodison Park al filo del descanso. El joven atacante inglés culminó una semana de ensueño, en la que fue llamado por el seleccionador nacional para los partidos ante Estonia y Lituania, con el primer tanto del partido.

En el minuto 41, Ings, libre de marca, aprovechó una mala salida de Tim Howard para cabecear al fondo de las mallas un saque de esquina botado por James Milner y adelantar a los 'reds'.

Sin embargo, reaccionaron muy bien los de Roberto Martínez y apenas cuatro minutos después Romelu Lukaku subió las tablas al electrónico con un potente derechazo desde dentro del área.

Al internacional belga le quedó manso un balón después de que un centro de Gerard Deulofeu no acertaran a despejarlo ni Emre Can ni Mrtin Skrtel. Así, el '10' de los 'toffees' fusiló desde apenas dos metros a un Simon Mignolet totalmente vencido.

La segunda mitad fue de los locales, que aprovecharon el cansancio de sus vecinos, que venían de disputar partido de Liga Europa, para irse al ataque en busca del gol de la victoria.

Estuvo cerca Barkley de ver puerta a los 65 minutos tras una buena internada por el centro, pero su disparo desde la frontal se fue desviado por milímetros de la meta defendida por Mignolet.

Movió fichas el técnico 'toffee' y dio entrada al rapidísimo Aaron Lennon en lugar de Deulofeu y a Aarouna Koné por Steven Naismith, pero todos los ataques locales se perdieron en la segura defensa montada por Rodgers, con Skrtel, Can y Sakho.

La ocasión más clara de la segunda mitad la tuvo Lukaku en sus botas tras un buen pase de Lennon, pero su lanzamiento a bocajarro lo repelió Mignolet de puños.

Pese a las embestidas finales de los locales el marcador no se volvió a mover y Everton y Liverpool, sexto y décimo clasificados en la Premier League, respectivamente, sumaron un punto en un derbi que últimamente tiene más nombre que fútbol. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus