•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vencer a Trinidad y Tobago representaría para la Selección de Futbol de Nicaragua un suceso histórico, solo cercano al logrado contra Jamaica en las Eliminatorias Mundialistas, cuando alcanzó un triunfo 2-3, en Kingston.

Ayer, la Azul y Blanco partió hacia Puerto España, capital del país caribeño, para enfrentar mañana a la selección de ese país, en el que sin duda será el fogueo más fuerte que haya encarado una selección pinolera en su historia.

Un grupo de 20 jugadores, comandados por el capitán Juan ‘Iluminado’ Barrera, salieron del Aeropuerto “Augusto C. Sandino”, en Managua, rumbo a Panamá, donde tras una breve escala, partirían hacia Puerto España.

Evidentemente, será un reto mayúsculo para el equipo nicaragüense, no solo por el hecho de enfrentar a un grupo que está instalado en la posición 59 del ranking mundial de la FIFA, sino también porque será un ensayo para los trinitarios de cara a su debut en las Eliminatorias Mundialistas rumbo a Rusia 2018, programado para el próximo 17 de noviembre contra Guatemala.

Para la selección nicaragüense tiene un valor enorme que repercute en varias situaciones. Instalada en el escalafón 95 de la clasificación de la FIFA, la Azul y Blanco podría escalar significativamente en el ranking con un hipotético triunfo. Por otro lado, escribiría en las recién estrenadas páginas doradas de su historia su segunda victoria en un año contra una selección mundialista (Alemania 2006).

ENFOCADOS

El director técnico de la Azul y Blanco, Henry Duarte, y los jugadores, están conscientes de lo que se juegan. El ‘Iluminado’, principal referente del equipo, consideró “necesario” ganar ante los trinitarios y confía en que sus compañeros exhiban un futbol bien logrado, tal como lo demostraron en las eliminatorias.

“Jugar contra una selección de esa talla es sumamente importante para nosotros. Ellos (Trinidad y Tobago) tienen enormes características, fortaleza, buen toque, saben controlar el esférico, son rápidos, es decir, que no será para nada fácil. Sin embargo, sabiendo eso vamos a tratar de establecernos y lograr un resultado positivo”, manifestó Barrera.

El capitán, que no ha tenido mucha actividad en su actual equipo, el Altach de la Bundesliga de Austria, confesó que se siente sorprendido al ver cómo la selección ha mejorado y la forma en que sus compañeros se van proyectando, a medida que la Azul y Blanco logra buenos resultados.

“Es como si nos contagiamos de la energía que hay en la selección. Me motiva la idea de que mis compañeros puedan desarrollarse y mostrarse en otros países, lo que hemos logrado es impresionante y veo que cada vez queremos más, eso es importante porque anímicamente estamos fuertes”, dijo el ‘Iluminado.

Para el desafío de mañana contra Trinidad y Tobago, Duarte contará con: Justo Lorente, Diedrich Téllez, Josué Quijano, Óscar López, Axel Silva, Marlon López, Carlos Membreño, Luis Fernando Copete, Jason Coronel, Jessie López, Erick Lazo, Carlos Chavarría, Bryan García, Elvis Figueroa, Raúl Leguías, Eulises Pavón, Daniel Reyes, Juan Barrera, Luis Peralta y Manuel Rosas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus