•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este sábado Nicaragua se paralizará por unas horas. Román “Chocolatito” González, el chavalo del barrio La Esperanza en Managua, saltará al ring para estrenarse como el mejor peleador del mundo libra por libra, cuando enfrente al hawaiano Brian Viloria, en el mítico Madison Square Garden de Nueva York.

Sí, el chavalo que vendía desinfectantes y veneno para insectos junto a su padre y entrenador Luis González, este sábado será el foco de atención de todo un pueblo ávido de estrellas deportivas, pero de esas estrellas duraderas, que brillan con intensidad y perduran con el tiempo.

Ese brillo lo posee el “Chocolatito”, quien tiene impresionado a los especialistas del boxeo que lo colocan en la cúspide de los mejores libra por libra. Para nosotros, era algo tan obvio que debía pasar en su momento, porque Román es un peleador casi perfecto, golpeador, con muy buena defensa, desplazamientos y un enorme olfato de nocaut.

Román es una versión mejorada de Alexis Argüello (q.e.p.d.), quien vaticinó un enorme futuro para este muchacho, desde que cuestionó con ahínco aquella derrota con Saúl Baca en el boxeo amateur, en una eliminatoria para formar una Selección Nacional de Boxeo, antes del debut profesional del “Chocolatito” en el 2005.

El camino de Román hasta su ascenso a la cima no ha sido fácil. Y menos cuando suba al ring este sábado ante el “Hawaiian Punch” Viloria, un rival fuerte, con velocidad de manos, piernas y mucha inteligencia en el cuadrilátero.

Este dos veces campeón del mundo, con un respetable record de 36-4, 22 nocauts, va en busca de dar la sorpresa y acabar con la aureola del invicto nicaragüense. Pero el “Chocolatito” es favorito y seguramente lo demostrará este sábado, en el Madison Square Garden de Nueva York, uno de los míticos escenarios deportivos, no solo de Estados Unidos, sino del mundo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus