•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La perfección no se alcanza de la noche a la mañana, quizás no exista, siempre hay un poco más por mejorar. Mario Benedetti la describe como una pulida corrección de errores. A Román “Chocolatito” González muchos lo consideran el boxeador que roza lo inmaculado, tiene pocos defectos, es una máquina brutal de elaborar golpes en combinaciones que parecen una sinfonía, simplemente espectacular.

Román afrontará su compromiso de este sábado contra el hawaiano Brian Viloria, siendo el mejor peleador del mundo libra por libra. Pocos creen en un triunfo de Viloria y muchos en la consagración y confirmación del nica como la lumbrera del boxeo mundial --a pesar de algunos escépticos y críticos--, sin embargo su entrenador Arnulfo Obando, ese que está día a día con él, metido en un gimnasio, no cree que González sea un pugilista perfecto, defectos van y vienen, siempre hay algo por corregir o simplemente mejorar.

Después del trabajo que se hizo en Santa Ana, Costa Rica, donde Román y su equipo realizaron un campamento de entrenamiento, es normal que estén confiados en acabar con Viloria. Pero, Obando es más visionario y cree que el nica ya está listo para reinar en 115 libras, después del pleito contra Brian en el Madison Square Garden de Nueva York.

¿Cuánto sirvió la concentración en Costa Rica, para la pelea de este sábado?

Fue muy importante, Román estuvo enfocado, alejado de los problemas, de las distintas situaciones, distracciones. Es la mejor preparación del “Chocolate” en toda su carrera hasta el momento, era necesario el campamento por el descanso y otras cosas.

El peso de Viloria (116.6), con más de 15 días por delante para la pelea, manteniéndose bajo, ¿eso realmente le ayuda o perjudica?

Considero que eso no es conveniente, a la hora del pesaje su cuerpo se va a acomodar a ese peso, y difícilmente va a subir mucho. Sé que cada quien tiene sus métodos de trabajo, pero para mí eso no es positivo.

Cada vez que viene una pelea de Román, esperamos una evolución o mejoría mínima en su boxeo que es casi perfecto, ¿qué González podemos esperar?

Van a ver a un Román más fuerte, explosivo, con unas condiciones espectaculares. Los cambios no se pueden hacer de la noche a la mañana, todo se hace paulatinamente, cada día queremos que mejore su velocidad, desplazamientos, en cada combate todo incrementa más, sus combinaciones de golpes.

¿Qué tiene que mejorar Román? ¿es perfecto?

Siempre hay cosas por mejorar, Román no es perfecto, no podemos llamarle así. Trabajar la defensa, que pase más golpes, considero que a nivel mundial no ha existido ninguno perfecto.

A veces vemos que Román no usa mucho el jab, pero cuando lo hace eso le beneficia mucho más.

Fijate que le ayuda mucho y son cosas que debemos trabajar, pero los cambios son paulatinos. La gente quiere ver a un Román que no reciba golpes, pero eso no existe, siempre te van a conectar, el otro tiene manos, no es coto. Nosotros le decimos hay que mover más la cintura, etc.

He visto que cuando Román se autoexige en los guanteos y se enfoca en mejorar, lo hace. Pero su línea de boxeo es ir  hacia el frente y ese tipo de peleadores siempre están expuestos a ser golpeados.

Después de pelear contra Viloria, si Román triunfa, ¿cuándo será el momento de subir a 115 libras?

Román ya está para pelear en 115. Considero que está listo y fácilmente la va a dominar, siempre he dicho que será tetracampeón mundial desde antes que no era su entrenador.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus