•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una motivada selección Azul y Blanco, que viene de ganar un partido y empatar otro contra Cuba (0-1 y 1-1), enfrentará esta tarde (5:00) a su similar de Trinidad y Tobago, en un amistoso que se celebrará en el Hasely Crawford Stadium de Puerto España, capital del país caribeño.

El equipo que dirige el estratega de origen costarricense Henry Duarte se quitó la etiqueta de cenicienta y, a cambio, se presenta como un grupo capaz de hacerle frente a los trinitarios, que tal como lo hicieron contra Panamá, a quienes vencieron hace dos semanas por 2-0, se tomarán muy en serio el desafío ante los nicas.

Con Juan ‘Iluminado’ Barrera como principal referente, la selección nicaragüense intentará sumar su segundo triunfo este año contra una caribeña, tras el conseguido ante Jamaica, en la ida de la tercera fase de eliminatorias mundialistas (2-3), que representa el mayor éxito de la Azul y Blanco en su historia.

Hombres de peso

Aunque Barrera se muestra como el jugador de mayor experiencia y destacables recursos técnicos, en las propuestas de Carlos Chavarría descansa gran parte de las esperanzas de los pinoleros. El estado anímico y físico de ‘Chava’ separa al grupo de tener una buena o mala tarde.

Evidentemente, la comunión del equipo será sustancial para lograr un resultado positivo, pero el propio timonel de los nicas está consciente de que hay elementos que marcan diferencia, como Chavarría, Barrera o el propio Raúl Leguías, que en el torneo local se exhibe como uno de los atacantes más peligrosos y lo reflejan sus siete goles en ocho encuentros.

“Esta selección (Nicaragua) es compacta, los resultados que hemos logrado son fruto del trabajo de todos. No hay un jugador que pueda cargar con el grupo, aunque reconozco que algunos aportan un extra. Barrera es uno de esos, otros como Chavarría, Leguías, Copete, Casco (ausente) te dan seguridad”, manifestó Duarte.

Variantes

Los nicas viajaron a Puerto España con un reguero de ausencias, siendo Jason Casco la más sensible. Se suman las de Franklin López, Alejandro Tapia, Norfrank Lazo y Luis Manuel Galeano --todos por lesión--.

En vista de eso, Duarte tendrá que realizar algunas variantes, respecto al equipo que jugó contra los ‘Reggae Boys’ en las eliminatorias, sobre todo en la zona defensiva. El dilema es quién será el asignado para acompañar a Luis Fernando Copete como zaguero central, Óscar López o Axel Silva, que juega en la segunda división del balompié costarricense.

Manuel Rosas, que recién se recuperó de una recarga muscular, todavía no es una carta fija para el once inicial, aunque Duarte confió en que estuviera al cien por ciento para el partido. Josué Quijano es un estelar en la banda derecha, incluso por encima de Jessie López, a quien banqueó cuando coincidieron en el Ferretti.

Del mediocampo hacia el frente el panorama está más despejado. Marlon López se adelanta con mejores credenciales para ocupar la contención. Luis Peralta iría al mediocampo, Carlos Chavarría y Eulises Pavón aparecerían como puntas por izquierda y derecha, respectivamente.

Como de costumbre, Barrera tendría una labor mixta, con total libertad para moverse donde mejor le venga y en la delantera saldrían Leguías y Erick Lazo o bien Daniel Reyes, autor de un gol contra Cuba y otro contra el Managua FC en el amistoso que hizo la selección, previo al viaje hacia Puerto España.

Un triunfo ante Trinidad y Tobago sería un premio al esfuerzo y sacrificio de los nicaragüenses, que repercutiría en la clasificación mundial de la FIFA, donde ocupan la posición 95.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus