•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cobertura Especial END.Es complicado tratar de encontrar algo nuevo en las declaraciones de Román “Chocolatito” González, quien este sábado enfrentará al hawaiano Brian Viloria en lo que será la tercera defensa de su corona mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

¿Obvio no? Seguir la carrera de Román desde el boxeo aficionado, cuando perdió aquel polémico fallo ante Saúl Baca en una eliminatoria, permite conocer a fondo la vida de este joven peleador que hace historia a nivel mundial, al ser declarado recientemente el mejor boxeador del mundo libra por libra.

Ciertamente, estos son algunos hechos que nos empujan a admirar a un peleador como el “Chocolatito”, quien este martes en el último entrenamiento público en el Teatro del Madison Square Garden, volvió a desempolvar el libro de su vida, hablando de sus inicios en este deporte, la forma en que inició bajo las órdenes de su padre Luis González, su admiración por Alexis Argüello, y el sobre nombre de “Chocolatito”, que surge como algo tradicional de una familia González que ha dado una serie de exponentes del boxeo, comenzando por Francois González, quizás el más grande estilista en la historia del país.

Pero ahí estuvo Román hablando también de su compromiso del sábado, el choque que lo tendrá frente a un dos veces campeón mundial como Viloria que llega con madurez a este pelea, pero todavía lejos de pensar en el envejecimiento boxístico.

“Estoy contento por este combate. Apenas tengo arriba una libra del peso, me siento fuerte y si Dios quiere esta misma tarde estaré en la categoría mosca”, comentó González, luego de una ligera sesión de entrenamientos en el Madison, ante decenas de representantes de los medios de comunicación.

“Me siento con hambre, con deseos de ganar pronto esta pelea. Sinceramente me siento cómodo en esta división, pero si Dios quiere el próximo año estaré buscando un cuarto título en diferentes categorías. Es obvio que cuesta dar el peso, pero todavía me siento con fortaleza para pelear en esta categoría”, indicó.

¿Te presiona el hecho que te miran como el heredero de Alexis Argüello?

“Eso no me da ninguna presión. Más bien me siento motivado, feliz a seguir trabajando duro en el gimnasio. Le agradezco a Dios porque sé que haré un buen trabajo”.

 ¿Y que digan que sos el mejor boxeador del mundo libra por libra?

“Para nada, porque vengo en las mejores condiciones para hacer un buen trabajo y llegar bien el día de la pelea”.

¿No te sorprendió el hecho que te hayan nombrado el mejor?

“Pensé que me podrían nombrar después de esta pelea con Viloria, pero eso que me nombraron antes es una motivación extra en mi vida para hacer un buen trabajo por mi familia, por mi país llevando la bandera azul y blanco, y por la memoria de Alexis Argüello”.

¿Cómo creés que será el combate con Viloria?

“Vamos a ver lo que pasa cuando suene la campana. Conforme vayan pasando los asaltos, veremos qué haremos. Hemos trabajado para hacer una buena pelea”.

Viloria ha enfrentado a rivales más difíciles que vos….

“Viloria va a pelear conmigo. Soy diferente y van cambiar muchas cosas. Pienso que no ha enfrentado a un peleador como yo”

¿Qué significa pelear en el Madison Square Garden y toda la historia que hay alrededor de este lugar?

“Estoy consciente. Cuando firmé esta pelea sabía a lo que venía, y por eso me he preparado como nunca antes en mi carrera. Quiero dejar mi nombre aquí donde han peleado grandes campeones en la historia del boxeo”.

Madurez

Además de su buena preparación física, el “Chocolatito” ha mostrado mucha madurez mental para este compromiso. Sabe lo difícil que será enfrentar a Viloria, en el Madison, pero ha sabido tomar el reto muy en serio. El sábado, espera demostrarlo una vez más como lo ha hecho en sus 43 peleas profesionales.

“Todo mundo sabe que los boxeadores peleamos por dinero, pero el boxeo me gusta. Es una pasión que yo tengo, y quiero dejar en alto mi nombre y el de Nicaragua”, reiteró el “Chocolatito”, quien después de la exhibición pública se marchó a entrenar en el gimnasio del hotel en el que está hospedado para quedar a la orilla de la división mosca, por ahora el reto más complicado que debe enfrentar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus