•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Era necesario como sustancial que René ‘Gemelo’ Alvarado (23-5-0-16 KO) venciera a Eusebio ‘Cascabel’ Osejo (28-16-2-8 KO) el sábado pasado. Pero no solo lo logró, además se presentó con excelentes credenciales, derrochando poder y con categoría para establecerse.  

Alvarado subió al cuadrilátero del gimnasio Rosendo Álvarez como un león herido, con el ego tocado por los insistentes retos del ‘Cascabel’. Osejo amenazó con hacerlo trizas y, en cambio, provocó un tornado que pulverizó sus intenciones en menos de dos minutos.

Así es el ‘Gemelo’, un guerrero acostumbrado a dejar la piel y hasta el último suspiro por lograr un objetivo. Bajo esa filosofía y gracias al rápido desenlace de su última reyerta, René comenzará su preparación para enfrentar al estadounidense Andrew Cancio, el próximo 17 de diciembre en Indio, California.

Esta vez, en la división de los plumas (130 libras), categoría que le asienta al ‘Gemelo’, buscará su primer triunfo en suelo estadounidense, en su cuarta oportunidad. Guiándonos por el récord de su rival, se muestra como el contrincante idóneo para que el nica se imponga.

Por otro lado, comparten como rival en común a Rocky Juárez (30-11-1-21 KO), quien venció a Alvarado en mayo del año pasado y que a su vez sucumbió por decisión unánime contra Cancio en marzo de 2012, aunque evidentemente un combate no se parece a otro.

Buen momento

En otras circunstancias, René tendría que apresurarse para llegar en excelentes condiciones, pero él mismo se encargó de hacer las cosas más fáciles tras noquear a Osejo temprano. Ahora, con poco más de dos meses para el combate ante Cancio, podrá prepararse con calma, siguiendo una rutina adecuada que le permita alcanzar una condición física inmejorable.

Desde el triunfo sobre Robinson Castellanos, en febrero del 2014, Alvarado no logra ganar dos peleas consecutivas. De hecho, en sus últimos seis desafíos, René ha ganado tres y perdido tres, de forma salteada. Contra el estadounidense Cancio, podría romper la cadena y comenzar a soñar con una reyerta por título mundial.

El 17 de diciembre, no me cabe la menor duda de que veremos a un René inspirado, fuerte y decidido. A medida que pasa el tiempo, Alvarado ha demostrado ser un boxeador tan inteligente como arriesgado y no sería ninguna sorpresa que en un futuro cercano estuviera colgándose un cinturón de campeón, de él depende.  

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus