•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El guardabosques Kyle Schwarber, el primera base Anthony Rizzo y el parador en corto puertorriqueño Javier Báez pegaron sendos jonrones para llevar ayer a los Cachorros de Chicago a la serie por el título de liga, luego de derrotar 6-4 a los Cardenales de San Luis.

La victoria de los Cachorros puso la serie que se disputaba al mejor de cinco con números de 3-1 a su favor, y les da el derecho de jugar la serie por la liga. En su camino a la serie de liga los Cachorros vencieron a los Piratas de Pittsburgh en el juego de comodines y a los Cardenales, ganadores de 100 juegos en temporada regular.

El equipo de Chicago hará su primer viaje a la Serie de Liga por primera vez desde el 2003, cuando vencieron a los Bravos de Atlanta en la Serie de División, pero después fueron superados en siete juegos por los Marlins de Miami.

¿Mets o Dodgers?

Los Cachorros esperan a su rival, que saldrá de la serie que juegan los Mets de Nueva York contra los Dodgers de Los Ángeles, y que lidera 2-1 la novena neoyorquina. Ambas novenas juegan esta noche y en caso de que los Mets derroten a los Dodgers, pasarían a la serie por la liga contra los Cachorros.

Para los Cachorros, es la primera vez en su historia que ganan una serie de fase final en su campo, Wrigley Field. Solamente una vez, cuando lograron su título de Serie Mundial en 1908, los Cachorros habían ganado una serie en postemporada como locales.

El triunfo de los Cachorros esta noche encontró camino a través del poder de su batería teniendo a Schwarber (3), Rizzo (2) y Báez (1) como principales representantes del ataque.

Báez destacó

Para Báez fue su primer vuelacercas en lo que va de la postemporada, pero se convirtió en el verdugo de los Cardenales al remolcar tres de las seis carreras de los Cachorros. Báez hizo tres presentaciones ante el lanzador y en dos ocasiones hizo contacto con la bola, incluyendo su batazo de cuatro esquinas, remolcó tres carreras, sus primeras tres en la fase final, y llegó una vez a la registradora.

Al concluir el partido el boricua dejó en .800 su promedio con el tolete en la fase final. En el ataque latinoamericano, el dominicano Starling Castro pisó la registradora para anotar una carrera, aunque en tres viajes que hizo al plato no conectó ni una vez. En el montículo el relevo dominicano Fernando Rodney, que salió cuarto, trabajó dos tercios del séptimo episodio, dio una base y ponchó a un enemigo.

Su compatriota Pedro Strop trabajó una entrada y ponchó a dos enemigos y el cerrador venezolano Héctor Rondón (2) sumó su segundo salvamento en la fase final.

Rondón, que deja en 6.00 su promedio de efectividad, sacó los últimos tres outs del partido, aceptó un imparable y ponchó a dos enemigos para preservar con sus disparos el triunfo de los Cachorros. Los Cardenales perdieron con su relevo Kevin Siegrist (0-1) en una entrada y dos tercios de episodio, al aceptar castigo de dos jonrones y dos carreras.

Los Cardenales habían llegado a la serie de liga en los últimos cuatro años, pero esta vez fallaron ante el ataque de los Cachorros. Siegrist fue el segundo relevo del abridor John Lackey, que trabajó tres entradas y salió sin decisión luego de recibir castigo de cuatro imparables, un jonrón y cuatro carreras.

El guardabosques novato Stephen Piscotty (3) mantuvo la calidad de su tolete al conectar su tercer jonrón en fase final y remolcar dos carreras.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus