•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es inevitable que Román “Chocolatito” González luzca en su rostro las secuelas del duro trabajo que hace todo boxeador, para marcar la categoría. Este miércoles en horas del mediodía, Román nos abrió las puertas de su habitación en el hotel Affinia, en Nueva York. La suite es muy pequeña, como todas las habitaciones en estos hoteles, ubicados en el centro de Manhattan.

Pero tiene comodidades y una pequeña sala en donde Román descansa, mira televisión, hace sus llamadas, chatea, conversa con los miembros de su equipo de trabajo y con los periodistas que damos cobertura a esta pelea de título mundial ante el hawaiano Brian Viloria, programada para este sábado en el Madison Square Garden.

[Te interesa: 'Chocolatito': “Me siento con hambre”]

“Gracias a Dios ya estoy en el peso”, dijo Román en la apertura de la entrevista, dejando claro que siempre es una preocupación marcar la división. “Estoy listo para el pesaje, y esperando en Dios que esta tarde (ayer) sea el último entrenamiento, para después dedicarme a descansar”, añade.

Román, actual campeón mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), luce un rostro muy delgado. Se nota que ha trabajado duro. Pero mientras el médico naturista Novis Rosales le coloca unas toallas mojadas en las plantas de los pies, después de una sesión de fisioterapia, hace el esfuerzo por conversar animadamente, contar anécdotas, sobre todo aquellas de personas que le exigen préstamos inmediatos de hasta 10 mil dólares.Román González a pesar del desgaste físico sonríe. PABLO FLETES-END

“Una vez en Managua, un señor llegó una vez a pedirme 10 mil dólares urgentemente. Me dijo que quería la respuesta rápida, y ahí nomás le dije rapidísimo que no”, recuerda entre risas el “Chocolatito”, quien ha aprendido a ser esquivo con muchas personas que solo se le acercan para pedirle dinero.

[Lee también: De la Hoya: “Yo creo que el ‘Chocolatito’ noquea”]

¿Sentís que el peso lo darás sin problemas, mejor controlado que otras ocasiones?

“He estado comiendo bien todos estos días. No he dejado de comer, pero hoy (ayer) será el último día que coma. Después, solo a descansar para el pesaje del viernes”.

¿Que ha sido diferente en esta preparación a las otras?

“La diferencia es que hemos aumentado el volumen de entrenamiento. Antes no lo hacíamos y eso es lo que me ha llevado al éxito. Me siento más fuerte, en mejores condiciones y motivado para ganar. Cada día aprendemos en el boxeo y eso es lo que me tiene fortalecido”.

¿Cuánto te motiva estrenarte como número uno del mundo libra por libra?

“Esa es la motivación más grande que uno tiene. Me siento feliz porque nunca me imaginé estar de número uno. Soy una persona feliz, dichosa y siento que estoy bien”.

¿Te has imaginado el combate contra Viloria?

“No sé qué pasará en la pelea, tampoco he pensado qué pasaría después de un quinto episodio, no sé si bajarán sus condiciones. Pero mi meta es combinar mis manos, ganar cada asalto y tener mucho cuidado porque Viloria es un hombre de experiencia, pega, ya fue dos veces campeón del mundo. Depende de lo que pase en cada round, iré desarrollando mi plan de pelea”.

¿Esperas a un Viloria agresivo, que venga adentro, buscando la pelea en corto?

“Esa es la pelea que Viloria debe hacer. Pero pienso que no tiene las suficientes piernas para estar moviéndose. Viloria se faja, no se mueve mucho y pienso que será la mejor pelea de la noche”.

¿Sentís que podés hacer una mejor pelea que la última ante Edgar Sosa?

“Pienso que sí, porque me preparé, me cuidé más e hicimos un mejor trabajo en la preparación. Pienso que el sábado explotaré todo lo que tengo y los aficionados disfrutarán de una gran pelea. No será fácil, pero vale la pena para demostrar las condiciones que llevo, con rapidez”.

¿Estás ansioso por subir al ring?

“Es obvio, ya quiero salir de esto. Lo más difícil es el pesaje, es lo primero de lo que uno quiere salir. Después del pesaje, el tiempo pasa rápido y cuando uno acuerda ya estás peleando. Estoy ansioso por salir de esto ya, para saber lo que pasará esa noche”.

¿Ves a Viloria como un rival complicado?

“Todos los boxeadores son buenos. Él tiene lo suyo al igual que yo. Pero pienso que si le damos la oportunidad, estará encima, pero cuando suene la campana tengo la misión de mandar en el ring”.

¿De qué te vas cuidar a la hora de enfrentar a Viloria?

“En el momento de la pelea todo puede pasar. Viloria tiene un volado y un cruzado muy bueno. Hemos trabajado sobre eso por casi dos meses, pero el día de la pelea vamos a tratar de combinar nuestras manos, pasar sus mejores golpes, para hacerle daño con los golpes abajo, golpeándolo con mucha inteligencia”.

¿Cuándo hablas de grandes cosas, en qué pensás, qué creés que te falta?

“Todas mis peleas que he tenido, todo ha salido bien. Pero ahora las bolsas se han aumentado mucho. Eso me ha gustado y mi sueño es ganar más de lo que he ganado hasta ahora. Mi meta es ganar una cuarta corona y lo que el Señor disponga. Me siento feliz por lo que estoy haciendo y es una bendición lo que estoy viviendo ahora. Si Dios me puso como número uno del mundo, deben venir mejores cosas”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus