•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tanto tiempo anónima, como si fuese un impenetrable adosado en la región centroamericana, el futbol puede acabar de situar en el mapa a Nicaragua, nación que acapara tópicos y también algunas realidades nada sugerentes a nivel social, que repercuten en el lento desarrollo de los sectores deportivos.

Sin embargo, la pelota puede operar como la mejor campaña publicitaria para dar a conocer un país que mira hacia el futuro con altas expectativas en términos de competencias. Todavía es temprano, pero ya goza de cierto estatus que anticipa una adhesión en el grupo de selecciones “respetadas”.

El futbol se ha adelantado en el calendario: la Azul y Blanco se muestra como una selección discreta, pero sin temores. Si acaso es necesario, Jamaica y Trinidad y Tobago, dos “gigantes” del Caribe, pueden dar fe del crecimiento que ha logrado el grupo pinolero. Los ‘Reggae Boys’ se llevaron la mayor sorpresa, un revés en casa por 2-3, los ‘Soca Warriors’ no pasaron del cero ante los nicas y vaya que les dolió.

En enero de este año, la selección nicaragüense pintaba como la eterna cenicienta de la región, tímida, frágil y con un pasado repleto de frustraciones. Nueve meses después, amparada en los resultados que ha logrado bajo el proceso del estratega de origen costarricense Henry Duarte, alcanzando 6 triunfos, dos empates y un revés en partidos oficiales, la Azul y Blanco tiene motivos de sobra para ilusionarse.

NUEVAS PROPUESTAS

El secretario general de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Ildefonso Agurcia, declaró que hay dos selecciones interesadas en foguearse con la de Nicaragua, pero confesó que la falta de recursos económicos para viajar han sido el principal impedimento para aceptar las propuestas.

“Panamá también quiere jugar con nosotros. De hecho ellos querían jugar el 13 de octubre, pero ya teníamos el compromiso con Trinidad y Tobago. Es posible que lleguemos a un acuerdo para las fechas FIFA de diciembre, pero depende también de lo que logremos hacer contra Costa Rica, que de momento es la prioridad”, dijo Agurcia.

Además, trascendió que Canadá está interesada en foguearse con la Azul y Blanco. “Los canadienses nos han pedido jugar en Toronto. El tema es que los pasajes son muy costosos, entre otras cosas, la visa es una enorme dificultad”, manifestó el directivo de Fenifut.

A NIVEL DE CLUBES

En vista de las dificultades que tiene la Selección de Futbol de Nicaragua para realizar amistosos en el extranjero, Fenifut estaría valorando otras opciones, como sostener fogueos contra clubes y que el escenario sea el Estadio Nacional de Futbol.

“Es posible que en los próximos meses la Azul y Blanco juegue en Managua contra equipos de la Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos o bien contra equipos de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol). Hemos hablado con una Promotora Internacional y mencionan a un equipo de la MLS y a otro de Sudamérica para venir a jugar a Nicaragua”, señaló Agurcia.

De cualquier forma, el panorama del conjunto nacional es agradable, de que llegará otro rival de categoría, llegará. Ahora mismo, los nicas no se amilanan ante nada ni nadie, eso sí, con la prudencia siempre sabia de Duarte. Para su suerte, el buen momento individual de jugadores, como Juan Barrera y Carlos Chavarría, es síntoma de bienestar. Sobre la espalda del técnico costarricense, la Azul y Blanco ha ganado tinte.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus