•  |
  •  |

Rubén Gómez es un entrenador de mucha experiencia en el boxeo profesional. Este mexicano, quien en su momento entrenó a Rosendo Álvarez en Los Ángeles, es quien dirigirá este sábado la esquina del hawaiano Brian Viloria, en su reto monumental de enfrentar a Román “Chocolatito” González, el campeón mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Gómez sabe que Viloria no la tendrá nada fácil ante el “Chocolatito”, ascendido recientemente al trono de mejor peleador del mundo libra por libra.Brian  Viloria.

Luce sincero al reconocer el favoritismo de Román, pero como todo entrenador trata de encontrar un hilo de esperanza para su peleador, quizás como cuando se busca una aguja en un pajar o el salario intacto después de una noche de parranda.

“Sinceramente confío que el sábado tengamos una gran pelea con Román González y Brian Viloria. No me sorprendería que se roben la noche, con una mejor pelea que Gennady Golovkin y David Lemieux”, comentó Gómez en el lobby del Hotel Affinia en Nueva York.

“Román es un gran campeón, se le respeta, se le admira. Pero Viloria es un peleador que ha ganado cuatro títulos, es un muchacho que se cuida, que entrena, que vive una vida muy bien cuidada. Ahora tiene un hijo de un año y meses, y esa es su gran inspiración para su carrera”, añadió.

“Viloria ha entrenado como nunca. Sin importar el resultado del sábado, estoy contento con el trabajo que se ha hecho. Yo quiero que gane Viloria, pero sé que es una batalla cuesta arriba, Román está en la cima y venimos con la mentalidad de ganarnos esa pelea. Viloria es un muchacho titulado de la universidad, hace un montón de cosas bien, pero tiene talento para el boxeo y sabe que ganando llegaría a otro nivel”, reiteró.

Buenos antecedentes

A pesar de sus 34 años, Viloria es un peleador de cuidado. Sus antecedentes son sólidos. Fue olímpico para Estados Unidos, dueño de cuatro títulos y con un palmarés de 36-4, con 22 nocauts.

Obviamente, no luce como favorito ante el indestructible Román González, quien tiene un sólido palmarés de 43-0, con 37 nocauts. Pero más allá de sus números, Román es un sólido peleador, al parecer sin fisuras, y para ser derrotado, el “Hawaian Punch” tendrá que hacer una pelea perfecta. Eso lo sabe muy bien su entrenador Rubén Gómez.

“Sinceramente, si me pondría a pensar qué más debió hacer Viloria para este combate, no encuentro una respuesta. Este muchacho se entrenó bien, hizo todo lo que se le pidió, y viene mucho mejor que cuando perdió por decisión ante el mexicano (Juan Francisco) Gallo Estrada. Está mucho mejor que en esa pelea”, reiteró.

Roach no es seguro

En otras ocasiones, el reputado entrenador estadounidense Freddie Roach ha respaldado la esquina de Viloria.
Sin embargo, ahora mismo se encuentra con el puertorriqueño Miguel Cotto para su combate del 21 de noviembre contra el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez. Obviamente, Cotto acapara la atención de Roach en Los Ángeles, y Gómez no cree que pueda respaldarlo este sábado en el Madison Square Garden de Nueva York.

“Los millones están allá en la pelea de Cotto contra el Canelo, y Freddie no va a dejar a su peleador allá en Los Ángeles. Pero yo he dirigido la carrera de Brian desde que saltó al profesionalismo y vamos a tratar de brindar la sorpresa este sábado”, finalizó Gómez.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus