•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El jugador nicaragüense Everth Cabrera no se ha caracterizado por ser un bateador de promedio, sin embargo, es necesario que levante el voltaje con el conjunto de los Tomateros de Culiacán en la Liga Mexicana del Pacífico.

Cabrera, apenas ha jugado cuatro partidos, pero es a partir del segundo que ha conectado al menos un imparable en cada uno de los tres siguientes compromisos. Pero aún no tiene bases robadas. El que fuera líder de bases robadas (44) con San Diego, en el 2014, presenta promedio de 214 puntos, producto de 3 imparables en 14 turnos oficiales con tres ponches, un boleto y dos carreras anotadas. Además, comete un error y participa en una jugada de doble play a favor de su escuadra.

Al igual que Cabrera, los Tomateros también necesitan ponerse en ritmo porque marchan con registro de una victoria y tres reveses en la liga, que lideran los Charros de Jalisco con cuatro éxitos y una derrota.

En el único desafío que el nica no ha podido conectar de cañonazo es en el encuentro inaugural de la temporada, en el cual se fue de 4-0 con dos ponches. En sus siguientes tres compromisos se ha ido de 5-1, 3-1 y 2-1. 

Queda a deber

Everth desde que aterrizó al campamento de los Tomateros apuntó a la prensa local que llegaba a ganar y dar lo mejor de sí, pero esto último está quedando a deber, por lo que deberá tomar el paso lo antes posible y comenzar a demostrar que será de gran ayuda.

Y es que el jugador nandaimeño es uno de los seis jugadores extranjeros dentro del plantel de Culiacán, que ha hecho cambios en su plantel, pero por situaciones de salud y no por bajo rendimiento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus