•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Será esta la pelea en que Román “Chocolatito” González tropezará después de 43 victorias consecutivas? Podría ser, pero no lo creo. Recientemente considerado el mejor peleador del mundo libra por libra, un reconocimiento nunca antes otorgado a un púgil de las categorías pulga, necesitados de ser vistos a través de una lupa para que el mundo se percate que existen, el pinolero debe sentirse obligado a golpear la mesa con una actuación cumbre, gritando a pulmón abierto: ¡Este soy yo! ¡Mírenme! ¡No sigan discutiendo mis méritos!

Román y Viloria no tuvieron problemas con el peso. Will Ill Hart HBO / END

Todos sabemos que Brian Viloria, conocido como “Hawaian Punch”, de 34 años, solo derrotado 4 veces en 42 combates con 22 nocauts, es un adversario peligroso, alguien capaz de hacer girar una pelea con la violencia de su golpeo, pero estamos convencidos que solo batallando sin cometer error lograría sobrevivir frente a ese pequeño león rugiente que entra al ring buscando a quién devorar, noqueando a 37 enemigos y permaneciendo invicto atravesando por una etapa de crecimiento asombrosamente sin interrupción.

A tomarlo en serio 

Vencedor indiscutible de sus últimos cuatro combates después de ser superado por Juan Francisco “Gallo” Estrada, el hawaiano Viloria ha ofrecido suficientes trozos de lo que es capaz entre las cuerdas para seguir siendo tomado muy en serio, y eso le inyecta un “extra” de atractivo a la reyerta semiestelar del Garden esta noche, que nos mantendrá atornillados frente a los televisores, pendientes de cada gesto, de cada resoplido, de cada ruido y de cada golpe.

Hay momentos en que tienes que realizar el combate de tu vida como una exigencia ineludible para convencer. Lo hicieron Hearns ante Leonard con un alarde de furia, Salvador Sánchez doblegando a Wilfredo Gómez, Durán neutralizando la destreza de Leonard en Montreal, Frazier venciendo y derribando a Alí en 1971 en el Garden, Leonard contra Hagler haciendo trizas los tenebrosos pronósticos adversos, Tunney frente a Dempsey más allá del conteo largo.

Román a agigantarse

Hoy es el turno de Román González. Está comprometido hasta el cuello entre las exigencias de verlo superar verdaderas dificultades y demostrar que no fue algo antojadizo colocarlo como número uno en el Ranking libra por libra, así que se espera su agigantamiento. El Cíclope para este Ulises, no es Viloria, sino la responsabilidad de responder a las expectativas en un momento de tanta trascendencia. Por eso debe golpear la mesa con autoridad, saltar sobre ella, empinarse y mostrar sus puños en alto mirando al cielo.

Por ahora, “Chocolatito” es una estrella en el firmamento del boxeo, un fenómeno, un sembrador de fe, un ídolo en construcción. Tiene que estar consciente que nada es fácil, mucho menos resolver a Viloria, y por lo tanto, debe ser muy cuidadoso en la estrategia que planteará y las variantes que aplicará. No espero una pelea frontal porque Viloria, quien seguramente ha estudiado cada movimiento del nuestro, agrega agilidad a su agresividad y no tendrá el menor temor en atravesar riesgos. El salto que daría de vencer a Román hoy, superaría ampliamente los 2.45 metros de Javier Sotomayor. Ese es un poderoso estímulo que no puede ser subestimado.

Lo obvio, una pelea brava

Ambos son buenos peleadores. Viloria más guerrillero y Román mejor boxeador. El ritmo del combate será rápido con el hawaiano, empeñado en establecerse en la corta distancia para poder conectar con suficiente poder y certeza, evitando un desgaste que lo debilitaría en los rounds finales. Es obvio que peleando así, Viloria va a recibir muchos golpes, pero tendrá que hacerlo en busca de evitar ser errático y previsible en la media distancia, y poco efectivo más alejado, territorio en el cual, con todo el panorama a su disposición, Román exhibe sus recursos y su estilo. Los dos disparan fuego, pero Román puede manejar una mejor arquitectura y, como decíamos ayer, la única incertidumbre está alrededor de su capacidad de asimilación. Una vez más con “Chocolatito” como protagonista, estamos preparados para la celebración de su continuidad victoriosa, listos para ser sacudidos por mil encontradas emociones si Viloria se convierte en un rival difícil de domar. Lo que esperamos es una demostración categórica del pinolero. Es la noche, es el momento, es la exigencia, y es su obligación como el mejor libra por libra. Tomemos asiento y abrochemos nuestro sistema nervioso.

  • 8:00 de la noche es la hora programada para la pelea entre Román González y Brian Viloria, que será transmitida por Canal 4.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus