•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nicaragüense Román “Chocolatito” González dejó constancia, una vez más, de su enorme talento, al noquear técnicamente a los 2:53 minutos del noveno round al hawaiano Brian Viloria, para defender por tercera ocasión su corona mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en una noche de rosquillas y pinolillo, ayer en el legendario Madison Square Garden de Nueva York.

La presentación de Román fue contundente. En ningún momento lució intimidado de combatir en un escenario que ha albergado a las leyendas del boxeo mundial, como Muhammad Ali, Mike Tyson, Sugar Ray Leonard, Oscar De La Hoya y muchos otros.

Con excepción de los dos primeros rounds, Román tuvo el control de la pelea. Sus combinaciones, certero ataque, olfato del nocaut e inteligencia, lo llevaron a brindar una cátedra de boxeo sobre Viloria y estrenarse con honores como el mejor peleador del mundo libra por libra.

[Declaraciones: Chocolatito: “Sabía que me enfrentaría a un rival fuerte”]

Más que una cátedra, fue una paliza sobre un bravo excampeón mundial como el hawaiano, quien fue monarca en dos ocasiones, pero la noche de este sábado no pudo con una muralla originaria del barrio La Esperanza, en Managua. “Gracias a Dios vine en buenas condiciones para esta pelea. Viloria es un muchacho bueno, un boxeador de nivel, pero supe hacer las cosas bien en el ring para ganar”, dijo el “Chocolatito”.

Las acciones

Como era de esperarse, Viloria salió como retador, peleando adentro y con velocidad, para desajustar al “Chocolatito”.

Se vio descollante el hawaiano, llevando la iniciativa, pero Román ripostó en los últimos segundos soltando su letales combinaciones que seguramente lo hicieron pensar en el descanso. Este primer asalto confirmó lo que se manejaba, del ímpetu y velocidad de Viloria. En el segundo, Viloria inicia rápido el round. No deja de lanzar golpes y sorprender con su velocidad, pero el “Chocolatito” comienza a hacer los ajustes. Llamativamente, Román pierde los primeros rounds, lo que provocó ciertamente preocupación en su esquina encabezada por su entrenador Arnulfo Obando.

Concierto de golpes

En el tercero, un gancho de derecha al mentón envía a Viloria a la lona. Un golpe corto, certero, fulminante, difícil de esquivar para el peleador hawaiano. Pero Viloria se puso en pie, y con mucho corazón resiste las embestidas del “Chocolatito”, quien logra emparejar el combate.

En el cuarto asalto, el “Chocolatito” mantiene su ataque sobre la humanidad de Viloria, quien peligrosamente comienza a quedarse en corto, en la zona de ataque de Román, sin piernas, debido al bombardeo recibido. Un asalto claro para el pinolero, quien comienza a dominar de forma contundente las acciones.

En el quinto, Román sigue dando cátedra de boxeo sobre la humanidad de Viloria, quien desesperadamente comienza a amarrar para ganar algunos segundos valiosos de vida.

[Te interesa: Medios internacionales: “Chocolatito” demostró por qué es el rey]

Increíble la cantidad de golpes que aguantó Viloria, pero su esquina se resiste a abandonar y sin dudas el mismo peleador que se muestra como todo un guerrero sobre el ring.

El sexto fue otra clase de boxeo de Román para Viloria. Demasiado golpeo para la humanidad de Viloria. Periodistas cercanos comenzaron mostrar preocupación por la contundencia del golpeo lanzado por el pinolero a la cabeza del hawaiano. Un golpeo que a cualquiera mandaba a la lona, pero a sus 34 años Viloria demostró que hizo una gran preparación para este combate.

Nuevamente, en el séptimo, Román hace uso de su arsenal para atacar a Viloria. Los golpes llueven de todos los ángulos posibles, pero Viloria resiste estoicamente el golpeo del nicaragüense. Fue impresionante ver cómo Viloria se mantuvo firme, tratando de responder, pero ya muy debilitado, con las piernas temblando constantemente como una choza en un huracán.

En el octavo, Viloria sigue aguantando una lluvia de cuero. Román lo atacó duramente, y este apenas sale de la línea de fuego, suelta una sonrisa para tratar de desconcertar. Pero el olor al nocaut rondaba los pasillos de este mítico escenario como es el Madison Square Garden.

Antes de iniciar el noveno round, el médico del ring visitó a Viloria para dejar claro que no estaba para resistir más golpeo.

Pero Viloria dijo que podía seguir, y lo que vino enseguida fue un Román dominante, atacando a Viloria desde todos los ángulos, hasta que el réferi Benjy Esteves Jr. decidió suspender la pelea a los 2:53 segundos de ese noveno asalto. La decisión fue acertada, Román atacaba a Viloria como a un saco de gimnasio, sin ninguna respuesta, coronando una mágica noche en el Madison Square Garden, un escenario que también albergó combates de Alexis Argüello (q.e.p.d.).

  • 44 victorias sin derrotas, con 38 nocauts, es ahora el récord de Román “Chocolatito” González después de noquear a Brian Viloria (36-5, 22 nocauts) anoche en el noveno.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus