•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Liga BBVA firmó ayer la mitad de la octava jornada, que deja de forma provisional al Real Madrid y al Barcelona empatados en cabeza tras sendas victorias sobre el Levante (3-0) y el Rayo Vallecano (5-2), respectivamente, amparadas en la samba de los brasileños Marcelo y Neymar.

Ambos conjuntos dominan con 18 puntos, aunque el Villarreal, que tiene 16, podría mantener el liderato en solitario si vence mañana al Celta en el duelo de aspirantes a plantar batalla a los grandes.

El lateral zurdo iluminó al cuadro de Rafa Benítez cuando más lo necesitaba, después de que el costarricense Keylor Navas hubiera tenido que abortar con magníficas intervenciones las ocasiones del Levante. Marcelo es un desatascador de primera magnitud. Es un desequilibrio permanente en sus subidas. En una de ellas, tras robar el balón a un rival, hizo la pared con Cristiano Ronaldo y puso en ventaja al cuadro blanco, que aprovechó poco después otro fallo de la zaga levantinista para reencontrarse con el gol y sentenciar el choque con un poderoso disparo del luso.

Benítez, que tenía numerosas bajas por lesiones, pudo incluso dar descanso al galés Gareth Bale pensando en el difícil compromiso de Liga de Campeones en el feudo del París Saint Germain, y en el segundo periodo la mejor noticia para su equipo fue el reencuentro con el gol del canterano Jesé Rodríguez.

Sobreviven sin Messi

Ausente el argentino Leo Messi por su lesión, Neymar se echó al Barcelona a sus espaldas y con su habilidad destrozó a un Rayo Vallecano que se había adelantado en el marcador por medio de Javi Guerra al cuarto de hora.

La zaga del valiente equipo rayista no pudo resistir las diabluras el brasileño, que forzó varios penaltis, de los cuales el colegiado decretó dos, aprovechados con precisión por el exjugador del Santos para remontar en diez minutos (m.22 y 32).

El Rayo mereció más en el segundo periodo, pero no supo aprovechar sus ocasiones ante el meta chileno Claudio Bravo. Cuando peor lo pasaba el Barcelona, Neymar hizo el resto con otros dos goles seguidos (m.69 y 70) y una asistencia al uruguayo Luis Suárez (m.77) en tres latigazos letales.

Un duro castigo para el conjunto de Paco Jémez, que como el de Lucas Alcaraz en el Bernabéu, dio la cara y agradó pero acabó goleado. Jozabed Sánchez al final estableció el marcador definitivo. 

Empatan

El Eibar y el Sevilla firmaron tablas (1-1) en un choque en el que mandó el conjunto vasco en el primer periodo y el andaluz en el segundo.

Borja Bastón inauguró la cuenta a los ocho minutos para ratificar la superioridad eibarresa ante un conjunto sevillista sin rumbo ni fútbol. Tan solo cuando Unai Emery recurrió a la habilidad y velocidad del ucraniano Yevhen Konoplyanka y al manejo del argentino Ever Banega se reencontró con el partido y pasó a mandar.

El francés Kevin Gameiro logró la igualada a los 71 minutos con un remate poco ortodoxo pero efectivo con el muslo. El acoso furibundo de un Sevilla necesitado de la victoria no encontró más recompensa que el empate. El Eibar queda por lo tanto instalado en la zona alta de la tabla y el Sevilla pierde otros dos puntos importantes en su intento de acercarse a los puestos europeos, que se alejan cada vez más.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus