•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ESPN

Gennady Golovkin tiene todas las ilusiones de convertirse en el emperador de la división peso mediano y no descansará hasta que no la pueda gobernar con mano de hierro. 

En una fría noche de octubre, en la que la temperatura cayó por debajo de 40 grados, el kazajo afable tomó otro paso en realizar su sueño de conquistar todos los cetros de la división de 160 libras cuando se impuso sobre su más reciente víctima dentro del cuadrilátero del Madison Square Garden, el canadiense David Lemieux, derribándolo con un nocaut técnico en el octavo asalto. 

Golovkin, que arribó al ring del pabellón neoyorquino respaldado por la mayoría de los 20,548 aficionados que gritaban “Triple G, Triple G, Triple G”, el púgil de 33 años entonces embarcó hacia un pasaje difícil de concretar debido al hecho que existe con las peleas mandatarias que los organismos del boxeo les exigen a sus campeones. 

“GGG”, que protagonizó el primer combate de su carrera que fue transmitido por pague por ver, castigó a Lemieux con una variedad de jabs y golpes al rostro que forzó a que el árbitro Steve Willis detuviera el enfrentamiento cuando el reloj marcaba 1:32, lo que entonces le sumó a Golovkin el cetro de la FIB junto a una colección de los campeonatos de la AMB, IBO y el interino de la CMB. 

Futuro próximo

El monarca de Kazajistán rápidamente se colocó como el rival mandatorio para el ganador de la contienda entre el puertorriqueño y campeón de la CMB Miguel Cotto y el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, un duelo que será celebrado el 21 de noviembre. 

El púgil que salga con los brazos alzados a final de esa noche en Las Vegas tendrá 15 días para decidir si aceptaría a Golovkin como retador. 

“No podemos obligar a nadie a entrar en el ring con él”, señaló Tom Loeffler, el promotor de Golovkin y director de K2 Promotions. 

“Pero su objetivo es unificar todos los cinturones. Ese es su plan A, B y C. Así que quien sea el campeón en el momento es con quien (Golovkin) quiere pelear”. 

Golovkin también tiene el apetito por el título peso mediano de la OMB que actualmente pertenece al irlandés Andy Lee, que hará su próxima defensa el 19 de diciembre contra Billy Joe Saunders. 

Si Cotto y “Canelo” deciden correr, entonces quizás ese se convertiría en el duelo que lo ponga aun más cerca de su capricho de ser el emperador de la categoría de 160 libras. 

“Mi meta es (tener) todos los cetros de la división peso mediano. Soy un boxeador, no un empresario”, aseveraba “GGG” durante la rueda de prensa la madrugada del domingo. 

“Quiero todos los cetros. Quiero traerle eventos grandes a mis aficionados. Ambos son grandes campeones. Quiero a quien gane”. 

Si Mayweather-Pacquiao fue posible, entonces el sueño de Golovkin sería pan comido.

  • 34 victorias 31 por la vía del nocaut y de forma invicta, es el balance de Gennady Golovkin en el boxeo rentado.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus