•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El plan de Brian Viloria para destruir a Román “Chocolatito” González tardó más de dos meses en elaborarse y tan solo unos minutos en destruirse. 

El hawaiano aplicó una, dos, tres, cuatro y cinco variantes para intentar desconcertar al tricampeón mundial; de poco sirvió su movilidad constante sobre el ring, salir y entrar con rapidez ejecutando ganchos y tirando esos potentes volados de derecha, tampoco funcionó, pero peor aún, fajarse fue un suicidio, cayó a la lona en el tercer asalto, y el resto de la pelea antes de llegar al noveno, soportó castigo sin misericordia, hasta que el tercer hombre del ring dijo: ¡No más por favor!.

Ciertamente lo que exhibió Román la noche del sábado en el Madison Square Garden de Nueva York fue una obra maestra de boxeo, elegancia, técnica, velocidad, y pegada sobre el ring. Para vencer a ese González fantástico se necesita un poco más que una estrategia bien elaborada, la inteligencia y la gama de recursos del nica es tan amplia que 44 boxeadores han intentado descubrir una fórmula para derrotarlo y aún no lo logran.

Sorprendido

“Román es el número uno, por alguna razón está ahí. Es un peleador de gran precisión, con una hermética defensa. Es el mejor que haya enfrentado”, reconoció un Brian Viloria, cabizbajo y un poco frustrado después de sucumbir sin síntomas de una resurrección milagrosa. “Siento que la pelea fue detenida antes de tiempo. Creo que he aprendido mucho”.

Viloria contó que esperaba otro tipo de combate.“ Perdí frente a un gran campeón. Felicidades Chocolatito. Me quito el sombrero ante usted, fue un honor pelear contra usted. Dios te bendiga”, escribió Viloria en Twitter.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus