•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Indios del Bóer exhiben un plantel de lujo para la XI Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN). Evidentemente, sus pretensiones no son otras que repetir el campeonato. Por ello, cada jugador que tenga credenciales para contribuir a la causa será bienvenido, tal es el caso de Jesús López, quien pertenece a la organización de los Atléticos de Oakland. 

El joven prospecto chinandegano, que estampó su rúbrica en junio del 2013 por una cifra cercana a los 950,000 dólares, solo por debajo de los US$1.3 millones que recibió Cheslor Cuthbert, de los Reales de Kansas City, realizó este miércoles su primer entrenamiento con los Indios, una vez que recibió el permiso de su equipo.

López tiene claro cuál será su rol en el Bóer, a pesar de que su posición natural es el campocorto, la presencia de Vladimir Frías, un espigado dominicano que domina el parámetro de las paradas cortas y que presume de velocidad de piernas y potencia para soltar la pelota, obliga al mánager Eduardo Denis a buscar otra posición para Jesús, en este caso la segunda base, en la que se siente cómodo.

“Es muy bueno para mí, sobre todo para ganar experiencia. Cubrir la segunda base no sería un inconveniente, sé cómo hacerlo, domino bien esa posición y estoy en proceso de aprendizaje, creo que me irá bien. Acabo de venir de una liga instruccional y es bueno para mí defender a un equipo como el Bóer, que compite fuertemente”, manifestó el prospecto de Oakland.

Sobre la llegada del pelotero chinandegano, el timonel de la Tribu confesó que “su aporte será sustancial” y anticipa que podría ser el arma secreta dentro del grupo. “Por su estatus de prospecto hay que ponerle mucho ojo. Es prioritario que tenga la oportunidad de jugar, tiene calidad y será una ficha importante”, dijo Denis.

Habilidoso  

Jesús López dispone de variados recursos, que el Bóer pretende explotar. El prospecto de Oakland batea a ambos lados, funciona como short stop y segunda base e incluso confiesa que no le tiemblan las piernas estando en la tercera almohadilla. Es rápido corriendo las bases, suelta la pelota con potencia y sabe hacerla llegar, con una brújula bien educada.

“Espero cumplir con las expectativas, deseo aportar al equipo todo lo que tengo y que confíen en mí me impulsa a darlo todo. No siento que sea una obligación destacar sobre los demás, lo que sé hacer es jugar beisbol y quiero divertirme, aprender y ayudar en lo que pueda”, ambientó López, quien ayer exhibió su poder con el madero y sus habilidades defensivas durante la práctica vespertina del Bóer, en el Estadio Nacional Denis Martínez. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus