•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡A veces el destino respeta a quienes lo desafían! dice el escritor mexicano Juan Villoro y, con certeza, Cheslor Cuthbert puede dar fe de esa teoría. El pelotero nicaragüense de los Reales de Kansas City, fue llamado para unirse al roster de 25 que disputarán a partir del próximo martes la Serie Mundial de las Grandes Ligas contra los Mets de Nueva York.

Según reportó el periodista Alfredo González, de la revista Pisa y Corre, el jugador oriundo de Corn Island, fue notificado por el equipo de Kansas horas antes de que iniciara el sexto partido de la final por el campeonato de la Liga Americana, que a la postre ganaron 4-3 sobre los Azulejos de Toronto.

Desde que fue llamado por primera vez a la ‘Gran Carpa’, en julio pasado, Cuthbert participó en 19 encuentros. En su debut, contra los Rays de Tampa Bay, el pinolero se fue de 4-1, con un imparable y un ponche. En sus cinco siguientes partidos, Cheslor bateó al menos un hit y hasta en su décimo juego pegó su primero y único cuadrangular en Las Mayores.

En resumen, Cheslor logró 10 imparables (2 dobles y un triple), 1 jonrón, 8 carreras impulsadas y terminó con .217 de promedio. Para ser un novato en las Grandes Ligas, el nicaragüense dejó buenas sensaciones, sobre todo por su carácter y la capacidad de absorber la presión propia que genera estar en ese escenario.

TIENE MADERA

Defensivamente, Cheslor se presentó con buenas credenciales. Durante su breve paso en Las Mayores, el mánager de Kansas lo probó en la primera, segunda y tercera base. Sin embargo, comenzó en su posición natural, las paradas cortas, aunque su estadía en esa zona fue esporádica, ya que Mike Moustakas es quien domina el puesto.

De hecho, su ascenso al máximo circuito se dio en ausencia de Moustakas, quien para entonces había solicitado un permiso al equipo para resolver “problemas familiares”, según indicó la propia organización. Lo bueno de todo, es que desde un principio los Reales tomaron en cuenta al pinolero y abrieron el camino para que demostrara su potencial en la mejor vitrina de beisbol.

Incluso, cuando fue devuelto a Ligas Menores, Cuthbert no se amilanó y tal como lo ha hecho desde que fue firmado por Kansas City, camina dando pasos lentos pero sólidos. La garra no se le marchita y permanece imponente como un roble, independientemente de las situaciones que se presenten.

Las opciones de que pueda participar en un juego del Clásico de Otoño son mínimas, pero considerables. En una etapa tan difícil, la experiencia es importante, eso lo da Moustakas, adicionalmente poder. Pero Cuthbert funciona en otros espacios, si las circunstancias lo permiten, podría cubrir alguna de las bases o bien ser un emergente, aclaro, dependiendo del escenario que se presente.

Jugar la Serie Mundial, redondearía un año exitoso para el pelotero nicaragüense que estableció la cifra récord para un prospecto nacional, al estampar su rúbrica por 1.3 millones de dólares. Mejor sería que lograra en su primer año en el ‘Big Show’ ponerse el anillo de campeón, aunque el primer paso será hacer el equipo.

PARA LA HISTORIA

De hacerse efectivo el movimiento, Cuthbert sería el tercer nicaragüense que participe en un Clásico de Otoño, después de David Green y Dennis Martínez. En 1982, Green se puso el anillo de campeón jugando para los Cardenales de San Luis, que entonces vencieron a los Cerveceros de Milwaukee.

El ‘Presidente’, como es conocido Martínez, quedó a la orilla en par de ocasiones, por primera vez en 1979 cuando militaba en los Orioles de Baltimore, perdiendo contra los Piratas de Pittsburg. En 1995, jugando para los Indios de Cleveland, Dennis volvió a llegar a la Serie Mundial, pero su equipo sucumbió contra los Bravos de Atlanta.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus