•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una pelota de tenis fue el primer objeto con el que Cristian Moreno comenzó su vida en el beisbol a los 6 años de edad. El niño que hoy tiene 12 años y lució en el Campeonato de Beisbol Panamericano U-12 que finalizó el pasado fin de semana en Managua, sueña con llegar a Grandes Ligas, jugar con los Medias Rojas de Boston sería lo máximo para él y su ídolo es el ya retirado y leyenda de los Yanquis de Nueva York, Derek Jeter.

¿Por qué es admirador de Jeter? La razón es simple, el muchachito, que es hijo de Sesil Moreno (taxista) y Anabell Molina (ama de casa), creció viendo videos de Jeter en el campocorto, posición en la que juega Moreno, mostrándose como un felino capturando roletazos complicados y presumiendo de un brazo respetado para fusilar rivales en las almohadillas.

“Comencé a jugar a los 6 años, mi papá me comenzó a entrenar. Jugaba con chavalos mayores, así fui tomando valor en un campo de la Zona 6, en Ciudad Sandino. Practicaba diario, empecé con una pelota de tenis, agarrándola”, cuenta Moreno, dueño de casi todos los lideratos principales del Panamericano. Fue líder en empujadas con 16, dueño del departamento de jonrones con 5, también destacó en anotadas con 15, números que lo convirtieron en el Jugador Más Valioso del certamen, por encima de peloteros como Elián Rayo y Léster Medrano.

Le gusta la ingeniería

Fuera de los terrenos de juego, Moreno tiene una vida tranquila, el niño se considera muy espiritual, para él, Dios y sus padres son el motor que lo impulsan a salir adelante. Actualmente cursa el segundo año de secundaria en el Colegio Fraternidad de Ciudad Sandino, lugar donde vive junto a su familia.

“El apoyo de mis padres es importante, siempre me respaldan. Me dicen que no me pierda en los caminos malos, los vicios, entre otras cosas.

Me instan a buscar de Dios, leer su palabra, nosotros vamos a una iglesia evangélica, voy dos veces por semana. Debo aprender a ser humilde, eso me ayuda mucho”, asegura Moreno, quien quiere graduarse como Ingeniero, pero aún no sabe en qué especialidad.

“Los estudios son primeros, porque eso me puede llevar a ser alguien en la vida. En el beisbol puedo lesionarme y hasta allí no más puedo llegar”, afirma el peloterito que asegura haber trabajado duro para llegar en perfectas condiciones al Panamericano. Confiesa que se sintió un poco mal por no tener una gran actuación en el Mundial de Taiwán, donde Nicaragua ganó medalla de bronce.

“Trabajé fuerte para tener éxito en este torneo, en el Mundial de Taiwán no me fue tan bien, pero así es el beisbol. Estoy contento, ahora debo continuar hacia adelante en busca de más éxitos. Solo sueño con jugar con los Medias Rojas de Boston y ser un gran campocorto como mi ídolo Derek Jeter”, afirma, una de las principales estrellas de Nicaragua en la conquista del bicampeonato Panamericano.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus