•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El lanzador de los Reales de Kansas City, Edinson Vólquez, viajó este miércoles a su natal República Dominicana para reunirse con su familia y asistir al funeral de su padre, quien falleció el martes antes del inicio del primer juego de la Serie Mundial.

El equipo confirmó que Vólquez dejó al equipo, pero que se reincorporará a los Reales en Nueva York, donde se llevará a cabo el tercer partido del Clásico de Otoño contra los Mets de Nueva York. El piloto de los Reales, Ned Yost, indicó que entiende la situación por la que pasa el lanzador, pero agregó que “esperamos que realmente regrese para el tercer partido para que retome su preparación, ya que debería estar listo para el quinto juego”.

Aunque de acuerdo al mismo piloto, el jugador dijo antes de irse que no sabe si se sentirá en condiciones emocionales para subir a la lomita para el quinto partido. Su padre, Daniel Vólquez, de 63 años de edad, murió de complicaciones cardiacas el martes antes de que iniciara el primer juego de la Serie Mundial, que ganaron los Reales 5-4 en 14 episodios, teniendo a Vólquez como abridor.

No sabía del deceso

Vólquez lanzó seis entradas, permitió tres carreras y salió sin decisión. Una primera versión indicaba que el lanzador se enteró del deceso de su padre cuando se dirigía hacia el “Kauffman Stadium”, pero a pesar de la noticia, dijo que lanzaría. Pero de acuerdo a Yost, el lanzador no lo sabía y el equipo no se lo dijo sino hasta después de concluida su participación en la lomita, a petición de los familiares de Vólquez.

El miércoles, Vólquez respaldó la versión de Yost diciendo que se le informó de la muerte de su padre poco después de bajar del montículo en la sexta entrada. “Mi esposa estaba esperándome al lado del gerente general Dayton Moore, y me contó lo que había sucedido después de que terminé mi trabajo”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus