•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pasando por un proceso en el que ya sentía un estancamiento en Clase A, el serpentinero Jhonny Polanco,  ascendió logrando buenos números y en diferentes roles en la lomita, para llegar a Doble A, esta temporada con los Cardenales de San Luis.

Polanco trabajó como abridor, preparador y cerrador en su tránsito por Clase A Media, registró balance de 0-2 y efectividad de 6.75, en cinco juegos. Acumuló 10.2 innings, permitió ocho carreras, once hits y siete boletos igual que en los ponches.

En Clase A Fuerte, el pitcher matagalpino tuvo un recorrido más largo. En 30 partidos su balance fue de 3-4, en 58 episodios le conectaron 46 imparables, permitió 26 carreras, regaló 30 boletos y asestó 69 ponches.  

“Trabajé fuerte para hacer numeritos y buscar una promoción en el equipo de  San Luis, gracia a Dios así fue, pero no pensaba terminar en Doble A”, explicó Polanco, durante los entrenamientos de los Indios del Bóer.

“Mis entrenadores estaban contentos cuando subí de categoría, porque San Luis me tenía estancado en Clase A, no sé qué pasó, porque en Clase A me fue bien. Cuando llegué a Doble A, vi a bateadores más fuertes, selectivos, se ve una diferencia y debes ser más agresivo e inteligente en la colina”, agregó el serpentinero.

Perfeccionando

Tras su llegada a Doble A, Polanco exhibió su repertorio en dos juegos, sin conseguir triunfos y colapsos, soltó sus disparos en 2.2 episodios, permitiendo dos carreras, un imparable y registró 6.75 de efectividad.

“Estoy buscando consistencia en los lanzamientos, leer mejor los swings de los bateadores para atacar en las zonas débiles, he mejorado mi físico y el brazo está más fuerte”, señaló  Polanco que milita con la organización desde el 2009.  

“El  cambio de velocidad ha evolucionado, mi recta es más selectiva. Ya no tiro la misma velocidad como las 98 millas, porque eran lanzamientos altos.  Ahora procuro bajar la velocidad, pero con control. Este año llegué a 99 millas pocas veces, pero prefiero poner outs”, aseguró el prospecto, que volvió a renovar contrato con la organización.  

Vistiendo el uniforme de la Tribu para competir en la XI Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), que inicia el próximo martes 3 de noviembre, Polanco quiere alcanzar  buenas cifras como relevista, que sirvan de antesala para su retorno a los Cardenales de San Luis, en el mes de febrero del 2016.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus