•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tratar de estructurar un All Star en base de las actuaciones registradas en Series Mundiales, sometiendo a revisión más de un siglo de apretadas emociones, recuerdos imperecederos y momentos cumbres, es un tarea tan difícil como seleccionar lo mejor de lo mejor en un tour por el Museo de Louvre después de saludar a la Venus de Milo, admirar la Victoria de Samotracia o detenerse frente a la enigmática Gioconda de Leonardo, pero es una exigencia que nos obliga ingresar al territorio del atrevimiento.

Los Clásicos de Octubre han resultado en ciertas ocasiones “Cementerio de Elefantes”. Ese fenomenal bateador que fue Ted Williams, reducido a 200 puntos, quisiera no haber estado nunca en un box score de Serie Mundial ¿Y qué decir de los naufragios regitrados por Dave Winfield y Gil Hodges, y los tantos otros peloteros que están instalados en Cooperstown? Sus reputaciones han saltado hechos añicos, pero hay quienes han conseguido crecimientos impresionantes, como si fueran familiares de Alejandro el de Macedonia.

Lou Gehrig

La pregunta ¿quién en primera?, tiene una respuesta inmediata: Lou Gehrig. El llamado “Caballo de Hierro” resulta una escogencia rápida y certera por su impresionante consistencia antes de ser devastado por la enfermedad. Estuvo en seis coronaciones Yanquis. Registró 1,727 de slugging en 1928 y es líder de todos los tiempos con 477 de porcentaje sobre las bases. A lo largo de 34 juegos conectó 10 jonrones y empujó 35 carreras. Esas cifras pueden iluminar Times Square en Nueva York.

Billy Martin

Otro yanqui controversial como persona, pero jugador de indiscutidas agallas y llamativo rendimiento, parece ser la mejor escogencia como intermedista. Martin, quien llegó a ser un gran manager, es líder para la posición en triples, jonrones, carreras empujadas y slugging, además de 23 juegos consecutivos sin cometer error. Fue en todo instante un jugador volátil. Disparó 12 hits en 1953.

Derek Jeter

Tiene que ser el paracorto. Esperen ¿qué estamos construyendo, un All Star yanqui o de Series Mundiales? Ni modo, con lo visto de Jeter en los Clásicos, es el dueño del campocorto. A lo largo de siete Series Mundiales, el paracorto que extrañamente se hundió en el 2001 ante Arizona, presenta 5 promedios grandiosos de 353, 353, 409, 346 y 407 puntos, con un título de Más Valioso, agregando una destreza en la defensa que ha sido calificada como deslumbrante.

Qué lioPaul Molitor destaca como el tercera base del All Star.

Para la tercera base uno piensa en alguien como Brooks Robinson o Mike Schmidt, pero ¿qué hacemos con Paul Molitor? El único bateador de 5 hits en un juego de Serie Mundial, Más Valioso en el Clásico de 1993, tiene el récord de 12 hits en una Serie de seis juegos, agregando 10 anotadas y 6 extrabases. Cierto, pero no me atrevo a colocar a Brooks Robinson detrás de alguien, incluyendo a Mike Schmidt. “Sin Brooks Robinson, los Orioles nunca hubieran superado a los Rojos de Cincinnati en 1970”, escribió Red Smith, sin exagerar.

Jardineros

La primera ocurrencia y aparentemente certera, es seleccionar a Mickey Mantle, el más grande jonronero en Clásicos con 18, junto con los inmensos Willie Mays y Joe Dimaggio, pero las cifras se inclinan por Babe Ruth, Reggie Jackson y Lou Brock. Y las explicaciones se ven sencillas: Reggie fue Más Valioso con Atléticos y Yanquis, único caso, y comparte el récord de 5 jonrones en una Serie; Babe Ruth no necesita que entremos en investigaciones: disparó 15 jonrones y es dueño de una gruesa cantidad de marcas en 42 juegos; en tanto Brock, quien fue “Rey del Robo” con racha de 11 sin ser atrapado, bateó sobre 400 puntos en Series consecutivas, llegando a disparar  12 y 13 hits. No parece haber forma de discutirlos, así no se molesten los veneradores de Mantle, quien estuvo en 12 Series y 65 juegos; de Mays, quien no pudo batear 300 en ninguna de sus cuatro Series; y de Dimaggio, con promedio de 271 en diez Clásicos, con solo una actuación de 5 empujadas.

Yogi Berra

¿Otro yanqui? Sí amigos, pero es que sus números en estos Clásicos son verdaderamente impresionantes por la durabilidad que consiguió y las marcas establecidas posiblemente imborrables... Fue ganador en 10 Series participando en 75 juegos, con una racha de 30 juegos sin cometer error y jonroneando 11 veces. No es el mejor catcher que  se ha sido visto en el beisbol, pero el mejor en Series Mundiales.

Bob Gibson de los Cardenales de San Luis, logró 7 triunfos en tres participaciones en Series Mundiales.Pitcheo

El derecho tiene que ser Bob Gibson, de los Cardenales, dueño de poder y precisión escalofriante mientras imponía cifras impactantes. No necesitó más de tres Series para ganar 7 y perder 2 con 8 recorridos completos, récord de 17 ponches en un juego y 1.89 en carreras limpias, en tanto el zurdo, por encima de Koufax aunque cueste admitirlo, es Whitey Ford, de los Yanquis, máximo ganador con 10, récord de 32 scones consecutivos, y un brillante 2.71 en efectividad. El cerrador es una escogencia directa: Mariano Rivera de los Yanquis, más allá del hit que le disparó Luis González en el 2001. El panameño trabajó 14 entradas y un tercio consecutivas sin carrera entre 1998 y el 2000. Fue sencillamente impresionante.

Como es natural, las discusiones quedan abiertas, pero pienso que este All Star se aproxima lo suficiente a la certeza. Recuerden que se trata estrictamente de actuaciones realizadas en Series Mundiales, con sus registros globales como peloteros colocados a un lado.

  • 3 es el récord de blanqueadas en una Serie Mundial establecido por Christy Mathewson de los Gigantes en 1905
  • 7 la mayor cantidad de robos en una Serie, cifra fijada por Lou Brock en 1967.

  • 17 la mayor cantidad de juegos seguidos disparando hits, marca en poder de Hank Bauer de los Yanquis.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus