•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No fue el mejor Real Madrid, pero sí lo suficientemente funcional con reservas que saben tapar huecos convenientemente, un tesoro que otros equipos por muy grandes que se les considere no tienen, y sacándole máximo provecho a un gol casual de Nacho, reemplazo del lesionado Marcelo, se impuso 1-0 a ese París Saint Germain que mostró buen manejo, mucha fluidez y capacidad de llegada, fabricando opciones que mantuvieron preocupado al eficaz arquero costarricense Keylor Navas, quien estableció marca de 540 minutos sin permitir goles, como debutante en una Champions.

El gol en el minuto 34 pareció casual. Remató Kroos avanzando, rasante y con potencia. Se interpuso la pierna de Thiago Silva y  el balón rebotó en el botín del defensa brasileño, elevándose hacia la izquierda describiendo una caprichosa parábola. En el descenso, sobre la salida imprudente de Trapp, el pie izquierdo de Nacho parece buscar la entrada de Jesé por el centro, pero su golpe de cajón, empuja la pelota hacia la cabaña vacía. El Real Madrid se adelantó 1-0, aferrándose a esa ventaja por encima de las oportunidades claras, malogradas por el equipo francés.

Ibrahimovic recibiendo dentro del área, habilitado por Maxwell, no pudo resolver una gran opción disparando junto al poste derecho; Rabiot, quien entró por Verrati, también lesionado, sacó astillas del poste izquierdo con Navas inutilizado; Cavani falló en un mano a mano con Keylor, teniendo todas las ventajas de su lado; Di María, que realizó un gran partido, estrelló un zurdazo en el travesaño; y en otras posibilidades, apareció Navas resolviendo.

Equipo abierto a permanentes cuestionamientos, el Madrid continúa su marcha triunfal, obviando que el ímpetu de Cristiano –que lució incómodo después de un cambio de impresiones con Florentino previo al juego– da la impresión de haber sido recortado, mientras artilleros como Benzema y Bale, todavía no reciben el visto bueno para entrar a las brasas, y el genial colombiano James Rodríguez, aparentemente disponible, necesita un poco más de tiempo según Benítez.

No luce el Madrid como una maquinaria, porque no ha podido contar con su plantel titular y ahora se agrega la lesión de Marcelo, uno de los jugadores más incidentes en las últimas fechas, pero sigue produciendo resultados, sumando puntos y asegurando avances. Benítez piensa que los mejores días están por venir y que podrían comenzar en la versión del Clásico en la vuelta de la esquina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus