•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Boca Juniors se adjudicó este miércoles la Copa Argentina por segunda vez en la historia reciente del certamen al vencer a Rosario Central por 2 a 0, beneficiado por un escandaloso arbitraje de Diego Ceballos, sumando de esta manera su segundo título en cuatro días, ya que el pasado domingo se consagró en el campeonato de Primera División.

Los tantos de los xeneizes fueron anotados por el uruguayo Nicolás Lodeiro, de tiro penal, cuando corrían nueve minutos del complemento, y a los 44 minutos de esa segunda mitad lo liquidó el ingresado Andrés Chávez.

Así Boca sumó su segundo título en esta versión de la competencia que agrupa a equipos de todas la categorías del fútbol nacional (había ganado en 2012), mientras que para el ‘canalla’ esta derrota es la segunda final perdida de manera consecutiva, ya que el año pasado cayó ante Huracán (6-5 por penales).

El dominio de las acciones fue de los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena en los instantes iniciales, porque ganaban en el medio campo, que siempre estuvo equilibrado por Cristian Erbes, y jugaban en el de Central, que lucía desconcentrado, no encontraba la pelota y se defendía cerca del arco de Manuel García.

Reacción infructuosa

Despertó el ‘canalla’ con una corrida de Marcelo Larrondo, que exigió a un cierre crucial del ex Central Daniel ‘Cata’ Díaz, y después empezó a tener salida más clara por el sector derecho con Víctor Salazar, que se encontraba con Franco Cervi, aunque sin tener conexión con los delanteros Larrondo y Marco Rubén.

Apretó Boca en el cierre de los 45 minutos iniciales, con la potencia y la lucha de Carlos Tévez, pero siempre perdió con la sólida defensa ‘canalla’.

En la reanudación del juego salió mejor el equipo de Buenos Aires, al igual que en la primera etapa se plantó en campo rival, y se encontró con el penal a los ocho minutos cuando José Luis Fernández bajó a Gino Peruzzi, claro que dos metros afuera del área, pero el árbitro la cobró adentro. 

De la vergonzosa sanción de Ceballos se hizo cargo el uruguayo Lodeiro, quien acomodó la pelota junto al palo derecho del “Mellizo” García, que fue al otro lado y nada pudo hacer para evitar la apertura del marcador.

En definitiva Ceballos influyó con sus errores directamente en el resultado de una final que fue magnífica desde la organización, el entorno y el comportamiento de la multitud que cubrió el Mario Kempes. Pero esta noche un árbitro “manchó la pelota”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus