•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El púgil nicaragüense Walter Castillo tuvo que batallar hasta el cansancio para empatar con el japonés Keita Obara, este sábado, en el combate estelar de una cartelera que fue organizada por la empresa Warriors Boxing en el Miccosukee Resort y Casino de Miami, Florida, Estados Unidos.

Actuando como local, Castillo parecía tener la ventaja para imponerse en este combate eliminatorio de las 140 libras, avalado por la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Y empezó bien, sometiendo duramente al japonés en los primeros dos asaltos, cuando incluso se pensó que podía tenerlo al borde del nocaut.

Obara se recuperó de ese mal inicio, y poco a poco fue remontando. Pero Castillo también boxeó y se desplazó, para golpear con dureza a un duro rival japonés. En el quinto, Castillo sufrió problemas en su ojo derecho, producto de la hinchazón.

La esquina, al mando del entrenador cubano Osmiri “El Moro” Fernández, tuvo que concentrarse en bajar esa hinchazón. En el round 11, el referee estuvo a punto de suspender las acciones, pero el médico permitió que el nicaragüense finalizara el combate.

Al final, un juez anotó un 115-113 a favor de Obara, pero dos vieron igualadas las acciones 114-114. El japonés Obara mostró una increíble cara de sorpresa cuando dieron el fallo y algunos aficionados protestaron, en vista que consideraban vencedor al peleador japonés. Con este resultado, Castillo dejó su palmarés en 26-3-1, 19 nocauts, mientras que Obara quedó con 14-1-1, 13 nocauts.

Ciertamente, el resultado podría obligar a una segunda pelea entre Castillo y Obara, porque la pelea era eliminatoria para disputar la corona de las 140 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en poder del ruso Eduard Troyanovsky, quien recientemente destronó al argentino César René Cuenca, en un polémico fallo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus