Alejandro Sánchez S.
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de un 2015 gratificante, en el que debutó con buenas calificaciones, bajo las limitantes propias de ocupar una posición donde Mike Moustakas parece inamovible, Cheslor Cuthbert, que luce en su temporada de ascenso al máximo circuito un anillo de Serie Mundial, debe brillar en el 2016.

Las cosas están cuadrando, Kansas City evalúa la posibilidad que el pinolero ocupe un lugar en el lineup ante la salida de Alex Gordon, que permanece en la agencia libre. Hacerse cargo del Leftfield ciertamente sería una enorme responsabilidad, pero es una oportunidad que no puede desaprovechar.

En los Reales, junto a Raúl Mondesí, otro prospecto que debutó con un turno en el Clásico de Otoño ante los Mets de Nueva York, Cheslor está llamado a entrar en el relevo generacional, sus cualidades ofensivas y defensivas mostradas durante 19 partidos en la recién finalizada temporada, ligando 10 imparables en 46 turnos, 2 dobles, 1 triple, 1 jonrón, 8 impulsadas, negociando cuatro boletos, para un promedio de .217, hablan bien de un jugador que dio hace unos meses sus primeros pasos en Las Mayores y cuyo futuro se vislumbra brillante. El 2016 debe ser el año de Cheslor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus