•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El escolta Kobe Bryant pudo haber jugado el último partido como profesional en el Madison Square Garden y lo hizo con más pena que gloria, pues Los Ángeles Lakers perdieron por 99-95 ante los Knicks.

El alero Carmelo Anthoni fue algo mejor que Bryant al aportar 24 puntos, ocho rebotes y dos asistencias, y encabezó el ataque de los Knicks que tuvieron a cinco jugadores con números de dos dígitos, incluidos cuatro titulares y el base español José Manuel Calderón, que aportó 14 tantos en su mejor partido en lo que va de temporada.

El ala-pívot novato Latvio Kristaps Porzingis fue el mejor de los Knicks al aportar un doble-doble de 12 puntos y 10 rebotes. El pívot cubano estadounidense Robin López y el base reserva Langston Galloway anotaron 14 puntos cada uno, que permitieron a los Knicks romper racha de tres derrotas consecutivas y alcanzar su primera victoria esta temporada en el Madison Square Garden.

Galloway anotó un triple a falta de 2:01 minutos que puso a los Knicks con la ventaja en el marcador que sería la definitiva, mientras que Bryant falló un intento desde fuera del perímetro 20 segundos más tarde y le cometió falta personal a Anthony, que no perdonó para el parcial de 94-90. Ahí se acabaron las pocas esperanzas que tenían los Lakers de alzarse con el triunfo.

Calderón, que llegó al partido con sólo un 25 por ciento de acierto en los tiros de campo, jugó 35 minutos y anotó 6 de 12, incluidos 2 de 6 triples y no fue a la línea de personal. El jugador de Villanueva de la Serena capturó cinco rebotes, incluidos cuatro defensivos, repartió tres asistencias, recuperó dos balones y perdió uno.

Bryant concluyó con 18 puntos, pero falló 13 de 19 tiros de campo, y 8 de 10 triples, con sólo 4 de 7 desde la línea de personal, que lo dejaron muy lejos del promedio de los 30,7 tantos que tenía en los partidos disputados anteriormente en el Madison Square Garden, donde también logró en tres ocasiones superar la barrera de las 40 anotaciones.

¿SE DESPIDIÓ?

El jugador de 37 años no ha dicho oficialmente que se retirará al concluir la presente temporada, cuando termina su contrato que este año le deja un salario de 26 millones de dólares. Bryant levantó los brazos cuando abandonó el campo y los aficionados le tributaron una gran ovación.

El Madison Square Garden siempre fue un campo talismán para Bryant que anotó su primer punto en la NBA con un tiro de personal el 5 de noviembre de 1996, en su segundo partido como profesional. También jugó su primer Partido de las Estrellas, en 1998, y anotó 61 puntos el 2 de febrero del 2009.

Estaba también al frente del promedio de puntos como mejor jugador visitante en el Madison Square Garden al superar ligeramente al alero Kevin Durant, de los Thunder de Oklahoma City, pero en su primer partido en tres años que Bryant disputó ayer la inspiración encestadora no estuvo de su lado. El entrenador de los Knicks, Derek Fisher, excompañero de Bryant con los Lakers, fue expulsado al comienzo del tercer periodo por protestar a los árbitros la falta personal que le señalaron a Prozingis cuando cubría a Bryant que intentó un tiro de tres puntos.

El pívot jamaiquino Roy Hibbert aportó un doble-doble de 18 puntos, 10 rebotes, dos asistencias y puso dos tapones. El base novato brasileño Marcelinho Huertas no jugó por decisión del entrenador de los Lakers, Byron Scott.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus