•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una tarea difícil se le avecina al peleador nicaragüense Oliver Flores, cuando enfrente al japonés Takashi Uchiyama el próximo 31 de diciembre en Tokio, Japón.

Para fin de año, sería un gran regalo el que Flores (27-1-2, 17 nocauts) se autoobsequie de salir vencedor. Sin embargo, el leonés tendrá que buscar cómo coronarse campeón de las 130 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante Uchiyama (23-0-1, 19 nocauts), un sólido monarca invicto que estará peleando en casa; no obstante, eso no le preocupa en lo mínimo a Oliver, que ayer guanteó con René “El Gemelo” Alvarado, quien también le servirá de preparación para su pleito contra el estadounidense Andrew Cancio, el próximo 18 de diciembre en Estados Unidos, y David Bency en el gimnasio del mercado Roberto Huembes, Managua.

“Sé que me buscaron para perder rápido, pero eso me motiva más para ganar y por eso me prepararé bien. No me había llegado la oportunidad por falta de contacto, no por talento”, aseguró el púgil leonés.

El joven peleador, de 24 años de edad, dijo sentirse a gusto entrenando en su país, donde reside hace año y medio, porque la mayoría de sus combates los realizó en Costa Rica, bajo los entrenamientos de su papá (Róger Flores) y su mamá, Norma Bermúdez, que funge como su apoderada.

AMARRADO

Oliver aseguró que firmó por tres años con una promotora estadounidense, pero siempre bajo la conducción de sus padres.
Róger, el mayor de los Flores, expresó que pensaron en entrenar en Panamá, pero al final declinaron por quedarse en el país.

“Una de las razones más fuertes en quedarnos fue por los sparrings. Es una pelea difícil, pero no imposible de ganar.  Oliver es un peleador fuerte y ya veremos cómo sale en ese combate”, aseguró el exboxeador

Uchiyama, de 36 años de edad, con gran experiencia sobre el tinglado, saltará como favorito el último día de este 2015, por poseer mejores recursos boxísticos y contra eso el metropolitano tratará de salir adelante.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus