•   Tokio, Japón  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La liga profesional de beisbol japonesa ha suspendido indefinidamente a tres pícheres del club Yomiuri Giants por realizar apuestas en partidos, una práctica prohibida en Japón, recogieron ayer los medios locales.

El presidente de la Liga Central de Japón, Katsuhiko Kumazaki, anunció la decisión después de que una comisión de investigación informara que los jugadores Satoshi Fukuda, Shoki Kasahara y Ryuya Matsumoto habían realizado apuestas, acusaciones que los afectados reconocieron en los interrogatorios con la policía.

La investigación, no obstante, ha descartado que los jugadores involucrados trataran de amañar partidos en los que participaron.

Para Kumazaki, la actuación de los tres jugadores ha degradado el beisbol, “ha dañado la reputación de los jugadores que se toman en serio el juego y ha traicionado las expectativas de los aficionados”, según declaró durante una rueda de prensa celebrada a última hora del martes y recogida por la agencia Kyodo.

El organismo les ha impuesto además una multa por valor de 10 millones de yenes (unos 75,600 euros/81,400 dólares), y los Yomiuri Giants han finalizado el contrato con los tres.

Las apuestas deportivas solo están permitidas en Japón para un reducido número de disciplinas, entre las que no se incluye el beisbol.

En el caso de la liga de beisbol, los jugadores profesionales implicados en apuestas pueden ser suspendidos por un período determinado, de forma indefinida o permanente, aunque la liga nipona estipula que las sanciones pueden ser levantadas después de cinco años, si el jugador apela tras llevar una buena conducta.

Esta es la primera sanción impuesta a un jugador profesional por apostar desde 1969, cuando seis jugadores fueron inhabilitados permanentemente por haber amañado partidos tras recibir dinero de gánsteres.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus