•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Semana de reconocimientos en el planeta beisbol, semana de expectativas estallando, semana de encendidas discusiones alrededor de los nombres más grandiosos de la temporada. Es la mejor forma que tiene este deporte que tanto nos apasiona para extenderse más allá de la Serie Mundial, antes de otro alboroto, las reuniones de invierno para negociar peloteros y el ingreso al mercado de Agentes Libres, mientras se abren los campos de entrenamiento. No hay forma de escapar a todo eso. Una agitación sin pausa a lo largo de doce meses que tanto atrae, como encontrarnos con varios posters de Marilyn Monroe, sin el permiso de Joe Dimaggio.

No veo cómo, ese súper pelotero que es Mike Trout, de Los Angelinos, ganador del título Más Valioso de la Liga Americana en el 2014, y dos segundos lugares consecutivos detrás de Miguel Cabrera en el 2013 y el 2012, pueda arrebatarle la máxima distinción al agigantado Josh Donaldson de Toronto. Tampoco espero que la batalla entre ellos se decida por solo un punto de diferencia, como ocurrió en 1947, cuando Joe Dimaggio, de los Yanquis, superó a un ganador de la triple corona como lo fue Ted Williams, de los Medias Rojas. Un asalto tan ruidoso como el de 1966, cuando Roberto Clemente saltó apretadamente sobre Sandy Koufax, no solo ganador de las tres coronas del pitcheo con los Dodgers, Campeones de la Liga Nacional, sino con cifras inmensas.

Lo siento por Trout

¿Qué tan grande se ve Trout frente a Donaldson? Él no tiene con su equipo el título de división, ni siquiera la etiqueta de “comodín”, y sus números se quedan algo cortos respecto al artillero de los Azulejos, sin quitarle significado del WAR registrado, que fue el más alto… Donaldson, quien fue factor desequilibrante en la conquista del banderín del Este en la Liga Americana por parte de Toronto, disparó 41 jonrones, igual que Trout, fue líder impulsador con 123 y líder anotador con 122, hizo zumbar 184 hits por 172 del angelino, superándolo en dobles (41-32), y sobre todo en incidencia. Triste para Trout, nunca detrás del segundo lugar en las votaciones en los recientes cuatro años por el Más Valioso, lo que certifica que es un fuera de serie.

En la Liga Nacional, Bryce Harper, de los Nacionales, con solo 23 años, puede ser una escogencia unánime. Tanto Paul Goldschmidt de Arizona, como Andrew McCutchen de los Piratas, Nolan Arenado de los Rockies y Antony Rizzo de los Cachorros no alcanzan el nivel de retadores. Es más, cada uno de ellos parece haber estado en otra esfera de competitividad. Líder jonronero con 42, en anotadas con 118, en slugging registrando .649 y en porcentaje sobre las bases con .460, Harper fue un impulsador de 99 carreras, disparando 172 imparables. Lamentablemente, ese esfuerzo ofensivo no pudo salvar de la eliminación a su equipo.

Arrieta podría ser

La gran intriga, más grande que la graficada por Agatha Christie en el viaje hecho en El Expreso de Oriente, es la batalla entre Jake Arrieta de los Cachorros y Zack Greinke de los Dodgers por el Cy Young de la Liga Nacional, dejando a un lado al fenomenal Clayton Kershaw. Las 22 victorias de Arrieta en 33 inicios, con 4 completos y 3 blanqueos alrededor de 1.77 en efectividad y 236 ponches, deberían ser un boleto hacia la conquista del premio, pero el deslumbrante 1.66 de Greinke al lado de sus 19 victorias en 32 aperturas, con 200 ponches, un recorrido completo sin blanqueos, lo convierte en un retador peligroso, como lo demuestran las votaciones ensayadas en diferentes medios, viéndolo ganador en varias de esas comparaciones. Pienso que Arrieta tiene mayores méritos.

En otra escogencia embotellada, el “as” de Houston, Dallas Keuchel, enfrenta en duelo de zurdos a David Price, quien finalizó con Toronto. El balance de Keuchel con 20-8 es visto más grande que el 18-5 de Price, pilar de los Azulejos después de ser sacado de los Tigres, registrando 9-1. Los 232 innings de Keuchel es cifra líder, pero su 2.48 en carreras limpias es levemente inferior al 2.45 de Price, mejor promedio de la Liga. Este es un lío, pero me inclino por Keuchel, quien atravesó su cuarta temporada como big leaguer.

Seguros Bryant y Correa

Cuando se habla de novatos marca “impacto”, todas las miradas van hacia Kris Bryant de los Cachorros, considerado un seguro ganador de la distinción en la Liga Nacional desde el entrenamiento primaveral. Ciertamente sus registros son impresionantes, con 29 jonrones, 99 empujadas y 154 hits, incluyendo 33 dobles, y no serán discutibles en el momento de subrayar su nombre en la boleta, pero hay alguien que nos obliga a pensar ¿qué hubiera pasado de jugar toda la temporada? Es precisamente un compañero de Bryant, de 22 años –uno menos que el favorito-, llamado Kyle Schwarber, quien en solo 69 juegos, por 151 de Bryant, disparó 16 jonrones y empujó 43 carreras, es decir, con proyección de 38-101 en la campaña. Bueno, eso es material para entretenidas polémicas.

¿Y qué decir de Carlos Correa en la Liga Americana? 108 hits en 99 juegos con 22 vuelacercas y 68 impulsadas robando 14 bases y jugando extraordinario en la defensa. Apenas tiene 21 años y está golpeando las puertas del estrellato. Francisco Lindor de los Indios y Miguel Sano de los Gemelos, ambos con un gran futuro, no podrán incomodarlo.

Como casi siempre, las discusiones continuarán, pero los nombres quedarán, mientras saltan las cazuelas y se escucha el ruido de los cuchillos.

  • 5 los lideratos ofensivos de Bryce Harper en la Liga Nacional, incluyendo OPS.
  • 22 los triunfos de Jake Arrieta, máxima cifra en las Mayores en este 2015. Dallas Keuchel fue el otro ganador de 20 juegos.

  • 145 las empujadas de Ted Williams, cifra líder en su año de novato en 1939.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus