•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El futbol nicaragüense a nivel de selecciones ha experimentado una serie de cambios respecto a la metodología de entrenamientos desde que el estratega costarricense Henry Duarte se puso al frente de la Azul y Blanco. El 2015 será recordado como el año más productivo en cuanto a resultados positivos y crecimiento futbolístico del balompié nacional.

El fructuoso trabajo de Duarte con la selección mayor masculina en las recientes Eliminatorias Mundialistas, quedando a un paso de avanzar a la fase de grupos, fue el reflejo de lo bien encaminado que está el proceso de selecciones. Ahora llegó el turno de que las categorías menores demuestren lo que han aprendido bajo el asesoramiento del técnico tico, a quien la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut) le asignó como prioridad el desarrollo del futbol base.

La selección Sub 16 masculina será la primera en exponer qué tanto ha mejorado el futbol base, durante el Campeonato Centroamericano que iniciará hoy en Managua y que finalizará el próximo 27 de este mes. Ayer, el presidente de Fenifut, Jacinto Reyes Gatica, abanderó a los 18 jugadores que representarán a Nicaragua en el torneo Uncaf que reúne a las siete selecciones de la región.

Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Belice y la anfitriona Nicaragua, jugarán en un sistema de todos contra todos para definir al campeón y subcampeón a través de la sumatoria de puntos. La tropa pinolera debutará esta noche (8:00) ante los beliceños, antes de enfrentar a canaleros y cuscatlecos, miércoles y jueves, respectivamente.

Tras un descanso el viernes, enfrentarán el sábado a su similar de Honduras. Al siguiente día se medirán contra Guatemala y completarán el calendario el lunes 23 de noviembre ante Costa Rica, todos los desafíos de los nicas están programados para que inicien a las 8 de la noche, en el Estadio Nacional de Futbol. Los otros encuentros se celebrarán en el mismo escenario en horarios de 4 y 6 de la tarde.

Grandes posibilidades

Aunque históricamente las selecciones de Panamá, Costa Rica y Honduras imponen su superioridad sobre el resto de países de la región, sobre todo en las categorías mayores, el torneo Sub 16 se muestra como el escenario idóneo para que la juvenil nicaragüense comience a dar pasos significativos, amparada en la preparación de cinco meses que dirigieron Duarte y Luis Vega, quien fungirá como técnico del equipo en este campeonato.

“Tenemos la misma filosofía que la selección mayor. Duarte preparó a este equipo bajo los fundamentos de la mayor, por ende, deberíamos obtener buenos resultados. Tenemos un grupo aguerrido, fuerte, resistente, física y anímicamente estables, con buen dominio del balón y mentalizados en ganar como locales”, manifestó Vega.

Precisamente, el factor localía juega a favor de los pinoleros, pero tendrán que saber absorber los beneficios de estar en su campo y con su gente, para evitar caer en el exceso de confianza y ceder la iniciativa a sus rivales. Las posibilidades de lograr una buena posición se crecen, asumiendo que la mayoría de los seleccionados vienen de procesos cortos, con una camada de jugadores relativamente nuevos e inexpertos en este tipo de eventos.

No será distinto para los nicaragüenses, pero estar en su patio le debería restar presión, en teoría. “Por un lado nos sentimos comprometidos con ganar siendo locales, pero ganamos confianza porque tendremos el apoyo de nuestra afición, de nuestras familias y conocemos el campo”, aseveró el timonel del equipo.

  • 7 selecciones tendrán acción en el Campeonato Centroamericano sub 16 de futbol, que se celebrará en la capital desde hoy.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus