•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Argentina resurgió en el infierno de Barranquilla ante Colombia y le dio respiro a su entrenador, Gerardo Martino, mientras Ecuador prepara las maletas para Rusia-2018 al conseguir ante Venezuela su cuarta victoria al hilo en la clasificatoria sudamericana.

En el partido más esperado de la cuarta fecha, Uruguay se vengó en Montevideo de Chile con un contundente 3-0 tras el polémico encuentro en la Copa América de julio pasado, que dejó afuera a la celeste en cuartos de final.

En tanto, en el epílogo de la jornada, Brasil, con Neymar aún apagado, ganó 3-0 con autoridad en casa ante un débil Perú, que vuelve a penar en una eliminatoria como la de 1982, la última vez que acudió a un Mundial.

Se olvidó de Jara

La celeste se concentró en el juego y evitó los roces, luego de aquel duelo en el que el chileno Gonzalo Jara le introdujo el dedo en el ano al atacante uruguayo Edinson Cavani, quien reaccionó y fue expulsado.

La guerra no se declaró, pero sí la derrota sin atenuantes de la Roja que parece una pálida versión del equipo atildado y vertiginoso que arrasó en la Copa América y en los dos primeros partidos de la eliminatoria.

“Me pidió disculpas por lo que había pasado”, dijo Cavani sobre un diálogo que mantuvo con Jara al final del partido disputado en un colmado estadio Centenario de Montevideo.

Cavani, delantero del PSG francés, dijo que fue “un buen gesto de su parte” y sostuvo que el episodio “ya pasó, ya está”.’

La gran ocasión de los de Jorge Sampaoli para mostrar que un resbalón no es caída será en la próxima fecha, en marzo de 2016, ante Argentina, en una reedición de la final de la Copa América y en el mismo escenario del estadio Nacional de Santiago.

Se vistió de Messi

Argentina, sin sus figuras Lionel Messi, Sergio Agüero, Javier Pastore y Carlos Tevez, se las arregló para arrebatarle un triunfo importante por 1-0 a Colombia, que se queda con cuatro puntos y en la cuerda floja su orientador, el argentino José Pekerman.

La albiceleste no está para tirar manteca al techo, pero al menos dio señales de vida guiado por un brillante Angel Di María, con la buena compañía en el centro del campo de Ever Banega y Lucas Biglia, autor del gol argentino.

Pudo haber aumentado a través del juvenil Paulo Dybala, que demostró su inquietante habilidad como reemplazante del anodino Gonzalo Higuaín.

“Merecimos ganar, es justo. Pudimos haber hecho un gol más, mi alegría y tranquilidad va para el grupo de jugadores”, dijo Martino en una breve rueda de prensa en el estadio Metropolitano de la caribeña Barranquilla.

Los cafeteros depositaron sus ilusiones en el estelar James Rodríguez (Real Madrid), que figuró en las planillas, pero nadie lo vio en el campo de juego al mando de un equipo que casi no generó situaciones de peligro.

Pekerman, el mismo que llevó a Colombia a los cuartos de final de un Mundial por primera vez en su historia en Brasil-2014, quedó ahora al borde del abismo, al mando de un once apagado y sin ideas.

Ecuador apabulla 

Ecuador está arrasando en el premundial y ya puede soñar despierto con hacerse de uno de los cuatro boletos directos disponibles para Sudamérica. Así, ni siquiera tiene que preocuparse por el pase a la repesca que el quinto seleccionado de la región deberá disputar con la mejor clasificada de Oceanía.

Sorprendió en el debut ante Argentina en Buenos Aires y luego dejó en el camino a Bolivia, Uruguay y este martes con un 3-1 en Puerto Ordaz a Venezuela, que sin puntos puede despedirse de su ilusión de ir por primera vez a un Mundial.

Y sus últimas dos victorias, ayer ante Venezuela y el jueves pasado contra Uruguay, las logró el seleccionado que dirige el argentino-boliviano Gustavo Quinteros sin sus figuras, los Valencia, Enner y Antonio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus