•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hubo necesidad de una noche llena de explosivos. Solo bastó un pitcheo aprieta tuercas, resolviendo algunas dificultades, más el bateo oportuno, para que los Gigantes de Rivas derrotaran anoche a los Indios del Bóer 3-1 en el Estadio Yamil Ríos Ugarte.

El triunfo de los sureños, el del Oriental contra Chinandega, más la caída del Bóer, forzó un triple empate en la cima de la Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional, LBPN. Los tres equipos tienen balance de 6 victorias y 5 derrotas, mientras que Chinandega amaneció en el piso con el polvo del sótano al quedarse con 4 triunfos y 7 descalabros.

Teller sólido

Rivas le quitó la inspiración a un Bóer que acumulaba cuatro triunfos consecutivos, mismos que le sirvieron para adueñarse el fin de semana del primer puesto, pero solamente con un juego de ventaja sobre los granadinos y sureños. La alegría le duró poco al Bóer, ayer los maniató el zurdo Carlos Teller, quien caminó 5 innings, permitiendo una carrera y un hit. No fue necesaria una larga labor del serpentinero rivense, la dirigencia sureña decidió sacarlo en el sexto sin fusilar a nadie porque empezó a atravesar algunas dificultades.

Fue precisamente en el sexto que el Bóer anotó su única carrera. Teller abrió el episodio dándole base por bola a Sandor Guido, quien avanzó a la intermedia por sacrificio de Arnol Rizo. Después golpeó a Darwin Sevilla y en la madriguera no le aguantaron mucho, lo mandaron a las duchas, y fin de su actuación. 

Entró el prospecto de los Marineros de Seatlle, Kevin Gadea, llenando las bases con golpe a Vladimir Frías, e inmediatamente soportó el imparable remolcador de Marcos Vechionacci, y después relevó José Luis Sáenz, quien sacó el inning por un doble play salvador. Esa fue toda la producción del Bóer que a esas alturas ya estaba perdiendo 3-1.

Ataque inicial

Un imparable empujador del venezolano Wuilliam Vásquez dio una ventaja mínima a los sureños ante los envíos del pitcher perdedor Harold Guerrero en el primer episodio. Un episodio más tarde, los sureños anotaron sus últimas dos carreras, una impulsada por infield hit de Omar Obregón, y con eso bastó para liquidar al Bóer. 

El relevo de Rivas logró resolver algunos problemas sin sufrir daños. Después de Gadea desfilaron en la colina Sáenz y Mariel Checo, quien se adjudicó juego salvado, tirando el noveno inning, no sin antes sufrir un poco porque el Bóer colocó dos hombres en circulación con un out, pero liquidó a los siguientes dos bateadores.

Esta noche (6:00), en la continuación del torneo, los Tigres reciben al Oriental en Chinandega, y Rivas visita al Bóer en el Estadio Nacional Denis Martínez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus