•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Dónde estaba el suspenso sospechado alrededor de los Cy Young del 2015? Pareció ocultarse en el Palacio de la Ópera, como un fantasma, mientras Jake Arrieta y Dallas Keuchel se adueñaban de los reconocimientos a la excelencia en el pitcheo durante el 2015, no dejando espacio para ningún cuestionamiento, pese a la presión de fuertes retadores como Zack Greinke y David Price. 

Por un momento, solo por un momento, Arrieta y Keuchel sintieron cierto parentesco con Cy Young, el exagerado ganador de 511 juegos, cifra imposible para los tiempos venideros. Obtener esa distinción es el sueño de todo lanzador, por encima de ganar 20 juegos, lanzar un no hitter y hasta confeccionar un juego perfecto. Para cada uno de ellos, Arrieta con casi 30 años y Keuchel rumbo a los 28, fue su primer Cy Young.

Seguramente fue frustrante para Zack Greinke, de los Dodgers, quien buscaba su segundo trofeo después de ese impresionante 1.66 en efectividad a la orilla del llamativo balance de 19 triunfos por apenas 3 reveses en 32 inicios, pero Arrieta, ganador de 22 juegos por 6 derrotas, con un asombroso 16-1 en sus últimos 20 inicios, registró un cercano 1.77 en carreras limpias, ponchando a 236 en 229 entradas, siendo el gran pilar para el aterrizaje de los Cachorros en la postemporada. Un total de 17 votos de primer lugar recibió Arrieta por 10 de Greinke. El tercer lugar fue para el fenomenal Kershaw, ganador de tres Cy Young.

Keuchel más amplioDallas Keuchel. Archivo / END

Se esperaba más cerrado el duelo de zurdos entre Dallas Keuchel de Houston y David Price, quien trabajó para Detroit y Toronto, pero el dueño de la mejor escopeta en la rotación de los Astros consiguió 22 de los 30 votos de primer lugar y fue colocado segundo en los 8 que se inclinaron por Price, un ganador del Cy Young en el 2012, cuando superó “por una nariz” a Justin Verlander. El derecho de Oakland Sonny Gray se instaló tercero en la votación, con Chris Sale de los Medias Blancas y Chris Archer de Tampa detrás.

Con balance de 20-8 y 2.48 en carreras limpias, Keuchel, quien completó tres juegos con dos blanqueos, ponchando a 216 en 232 entradas, máximo recorrido de un lanzador en la Liga Americana, realizando 33 aperturas, obtuvo su primer Cy Young, distinción solo conseguida por otros dos tiradores de Houston, Mike Scott en 1986 y el destructivo Roger Clemens –que obtuvo siete en su carrera– en el 2004. 

Se consideró que Price sería un rival temible, porque los nueve triunfos que le proporcionó a Toronto fueron determinantes para que el equipo canadiense atrapara el banderín del Este en la Liga Americana, después de borrar una desventaja de siete juegos respecto a los Yanquis. El zurdo que obtuvo el liderato en efectividad con 2.45 en 220 entradas, ponchó a 225, registrando mejor frecuencia que Keuchel, completando tres juegos con un blanqueo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus