•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un operativo relámpago de cuatro carreras en el primer inning le abrió las puertas de la victoria al Oriental de Granada, que derrotó 5-4 a los Tigres de Chinandega ayer en la Gran Sultana, en la jornada de la XI Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN).

Con la victoria, los sultanecos se mantienen al frente de la tabla de posiciones con balance de 8-6 en ganados y perdidos, mientras Gigantes de Rivas quedaron con 7-7, al derrotar con pizarra de 5-3 al Bóer, que quedó con 6-7, abrazado con Tigres 7-8, ambos empatados en el tercer peldaño.

El lanzador y perdedor dominicano José Piña (0-1) fue sorprendido con las cuatro anotaciones, luego de que su compatriota José Campusano se instalara en primera base por error, y tras sacar los dos primeros outs de la primera entrada, el bateo granadino con cuatro hits, de ellos remolcadores de Raúl Reyes, Renato Morales y Juan Oviedo, más dos pifias del cuadro defensivo de los Tigres, le dio una temprana y cómoda ventaja 4-0 al ganador dominicano Rodney Rodríguez (2-1). Piña parecía que duraría poco en la colina, pero al final recorrió 6.2 entradas y necesitó el relevo de tres carabineros más.

En tanto, Rodríguez no permitía que ningún tigre le pisara la tercera base en las tres primeras bateadas, flaqueó en el cuarto al ceder dos anotaciones por imparable remolcador de David Paisano y elevado de sacrificio de César Díaz para estrechar el marcador 4-2.
Rodney, quien caminó seis entradas, en su último del juego fue despedido con doble de Paisano y nuevamente Díaz mandó su segunda carrera del juego a la registradora para poner en suspenso el duelo 4-3, siempre a favor de los sultanecos. Los relevistas Gustavo Martínez, Diego Sandino y Darwin Cubillán, quien salvó su juego número cuatro, cerraron el último tercio del desafío.

El Oriental aumentó la ventaja 5-3, luego de cañonazo remolcador de Ofilio Castro en el séptimo inning, suficiente para amortiguar la última anotación de los chinandeganos, producto de doble de Ronald Garth e imparable empujador del recién inscrito venezolano Jonel Pacheco para el definitivo 5-4.

Los Tigres conectaron 14 imparables, pero no carburaron por no dar el batazo en el momento justo, y la defensiva de Granada realizó cuatro doble plays mata esperanzas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus