Pablo Fletes
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sábado, el “mundo boxeo” se paralizó con el combate del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez ante el puertorriqueño Miguel Cotto, que generó un enorme interés desde el Mandalay Bay de Las Vegas.

La pelea fue cerrada como se esperaba. Al final prevaleció el “Canelo” con una buena presentación que incluyó constancia y fortaleza, ante un Cotto que se movió bien, soltó buenas manos, pero una buena cantidad de esos golpes quedaron en la defensa del mexicano.

Pienso que el combate fue tan cerrado, que pudo inclinarse a cualquiera de los bandos. En mi caso particular, muy criticado por cierto, consideré vencedor al “Canelo” por la mínima. Y hablo de mínima, es un punto y sinceramente no hubiera causado un shock un empate.

En lo que no estoy de acuerdo es en la amplitud de las tarjetas: Burt A. Clements 118-110, Dave Moretti 119-109 y John McKaie 117-111. Pienso que vieron una pelea desnivelada, pero no fue así. Cotto tiró, hizo un buen trabajo, pero no acertó lo suficiente como para pensar que podía ser el ganador.

Generalmente, no hago eco de los analistas de boxeo internacional, pero quise cotejar mi tarjeta con la de Dan Rafael, analista de ESPN, y este dio vencedor al “Canelo” 115-113. Yo lo vi 115-114 también a favor del mexicano, y aunque muchos en Nicaragua han tomado la bandera “pro Cotto”, no pienso que el triunfo del mexicano fue descabellado.

Al principio, el “Canelo” lució un poco desajustado en su planteamiento ofensivo. Pero poco a poco entró en frecuencia, comenzó a acertar mejor sus combinaciones, sobre todo ese one-two de toda la noche, mientras el rendimiento de Cotto iba en descenso.

No se puede pensar que un peleador de 35 años mantendrá el ritmo todo el tiempo, tendrá que tomarse un descanso ante el ímpetu de su rival y Álvarez aprovechó para cerrar con fortaleza y contundencia.

Para mí, el “Canelo” fue más el sábado. Mínimo, pero fue más y demostró que ha mejorado en tantos años de trabajo y dedicación.

Este muchacho no es Julio César Chávez, el “Finito” López o Juan Manuel Márquez, pero es un buen peleador, muy encima del promedio y ha ganado casi todas sus peleas, con excepción de la clara derrota ante Floyd Mayweather.

¡Ah, por cierto! Los números de Compubox se inclinan claramente a favor del “Canelo”, en cantidad de golpes conectados (155 vs. 129), en promedio de jabs (20 vs. 14 por ciento) y golpes fuertes conectados (118 vs. 75).

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus