•   LEÓPOLIS, UCRANIA  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Madrid, ya clasificado para octavos, buscará un triunfo ante el Shakhtar que alivie un poco la situación creada en el club tras la humillante derrota en el Clásico ante el Barcelona (4-0) el pasado sábado, que ha dejado en una posición muy complicada al técnico Rafael Benítez.

El entrenador fue ratificado en el cargo el lunes por el presidente de la entidad Florentino Pérez, pero en caso de un nuevo revés en Ucrania, la situación de Benítez podría ser insostenible.

Tras un inicio de temporada de no muy buen juego, pero sí de buenos resultados, las dos últimas derrotas (y únicas hasta ahora) ante Sevilla y, sobre todo, Barcelona, han sacado a la luz los problemas del equipo blanco.

La situación se volvió especialmente explosiva durante el Clásico, en el que la afición del Bernabéu no pidió la cabeza de Benítez, sino directamente la del presidente Pérez, al que acusan de no tener una política deportiva coherente en el club.

Pero en estos casos, en el mundo del futbol, ya se sabe que la primera pieza que salta cuando un equipo no funciona es el técnico.

Benítez, además, perdió tras el Clásico a varios de sus hombres importantes, como el capitán Sergio Ramos y el lateral brasileño Marcelo, que no han viajado a Ucrania.

A estas bajas se unen el mal momento físico y de juego de otros jugadores como el galés Gareth Bale, el colombiano James Rodríguez, el francés Karim Benzema y el mismísimo Cristiano Ronaldo.

El actual Balón de Oro metió tres goles al Shakhtar en la primera jornada de Champions y después dos más contra el Malmö, pero se quedó sin anotar en el doble enfrentamiento ante el París SG y en Liga ha marcado 8 goles en 12 partidos, pero repartidos en solo tres partidos (y cinco fueron contra el Espanyol).

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus