•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Walter Ferretti afronta los últimos días de entrenamientos de cara al partido de vuelta de las semifinales del torneo de Apertura, que disputará contra la UNAN–Managua, mentalizado en remontar el 1-0 en contra, sufrido en la ida, para revalidar el título que logró la temporada pasada.

Los rojinegros deben reaccionar a las dos derrotas de forma consecutiva, ante Real Estelí y la propia UNAN, para recuperar el autoestima y certificar su pase a la final, etapa a la que también pretenden acceder los Caciques del Diriangén y el “Tren del Norte”, amarrados en la otra llave de semifinales (0-0 en la ida).

Los “Policías”, que saltarán al campo del Estadio Nacional de Futbol, el domingo (7:00 p.m.), en condición de locales, llegan en su momento más delicado de la temporada. Cuatro reveses en sus últimos siete partidos, dos ante los universitarios, resumen lo mal que la han pasado, incluso ante equipos como el Deportivo Ocotal, que les clavó una incontestable derrota 4-0 en la fecha 15.

El revés del domingo pasado contra la UNAN dejó, además, en el punto de mira al técnico costarricense Marvin Solano, quien evidentemente será cuestionado y enjuiciado por la directiva ferretista si no cumple con la asignatura encomendada, que es conducir hacia el título al club, para competir por el boleto a la próxima edición de la Liga de Campeones de la Concacaf.   

Habrá cambios

Solano hará variantes respecto al partido de ida y busca revulsivos. No contará con Eulises Pavón y Maycon Santana, ambos por amonestación. Sin embargo, recupera a Eder Munive, quien se recuperó de unas dolencias en la rodilla derecha y a Bernardo Laureiro, quien cumplió un partido de suspensión por acumulación de tarjetas.

Todo apunta a que las novedades serán la inclusión en el once inicial de Munive, por Gonzalo Ancheta, Laureiro como acompañante de Valiente en el medio campo y Marlon Barrios o Daniel Cadena en lugar de Pavón, mientras que Raúl Leguías se mantendría como único punta. Luis García, Javier Sosa y Patrick Sáenz, serían los juveniles disponibles para el partido.

Los rojinegros no tienen otra alternativa más que establecerse, con buena diferencia de goles y evitar que los universitarios les marquen como visitantes. Jugadores de la categoría de Laureiro, que hace de orquestador del equipo y Raúl Leguías, que jornada tras jornada se ganó la titularidad hasta ser un irremplazable, deben asumir sus roles y marcar la diferencia.

Si bien el conjunto universitario no tendrá muchas variantes respecto al partido de ida, anímicamente llega en un gran momento. El aliciente de haber ganado cinco partidos en fila, dos de ellos al Ferretti, es un factor que incide sustancialmente en la postura que exhiban en el juego de vuelta. Además, sabiendo que marcar de visita obligaría a su rival a redondear esfuerzos para salvarse.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus