•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando inicio la temporada, el Oriental de Granada levantó la mano para postularse como uno de los candidatos a ganar el título de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN). Si bien es cierto que los Gigantes tienen un equipo poderoso ofensivamente, los sultanecos tienen el pitcheo más equilibrado del torneo.

Sin embargo a Granada le faltaba un nombre de más peso en la planilla. Y ya iniciada la temporada, trajeron al cubano Amaury Sanit, un exGrandes Ligas de corto trayecto en la gran carpa, pero con una larga trayectoria en otras ligas de latinoamericano. Anoche, el pistolero sometió a los Gigantes de Rivas, venciéndolos 4-1 con una soberbia labor de 7.1 innings, en los que solamente permitió una carrera y dos imparables.

Dominio total

El cubano dio una cátedra de pitcheo en Rivas, no permitió muchas libertades, solamente el imparable remolcador de Ramón Flores en el quinto inning. El resto fue un dominio total de Sanit, quien logró su segundo triunfo sin derrota de la temporada.

Granada no necesitó de un ataque brutal para llevarse una victoria que lo mantiene en la cima de la Liga. Eso sí, desde el primer inning los sultanecos emboscaron a José Escalona, quien soportó hits impulsadores del dominicano Raúl Reyes y Renato Morales que puso el desafió 2-0. Reyes continuó con su madero encendido, conectando otro cohete remolcador aumentando la ventaja 3-0.

Respondieron los Gigantes con el hit de Flores, el único que fue capaz de producir la carrera sureña, pero eso fue toda la amenaza. Rivas solamente conectó tres hits en el partido. El Oriental sentenció el desafió en el séptimo inning  anotando la cuarta carrera. Sanit salió del encuentro tras sacar un out y del resto se hizo cargo el relevista Darwin Cubillan, quien se ha convertido en el soporte salvador de los partidos, adjudicándose su sexto rescate de la temporada, siendo el líder en ese departamento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus