•   Emiratos Árabes Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Mercedes y Nico Rosberg, tal y como estaba previsto, cerraron la temporada de manera triunfal este domingo en el Gran Premio de Abu Dabi, confirmando el dominio hegemónico de las “Flechas Plateadas”, que cosecharon su duodécimo doblete esta temporada, un nuevo récord en la historia de la Fórmula 1.

El campeón del mundo Lewis Hamilton, segundo en la pista emiratí, no pudo en ningún momento poner en duda la victoria de Rosberg, que partió en la “pole position”. El alemán logró su sexto triunfo del año, tercero consecutivo, mejorando en una victoria sus registros del año pasado, cuando el piloto teutón ya oficiaba con resignación su papel de escudero del triple campeón del mundo.

Los doce dobletes conseguidos por la escudería Mercedes suponen dos más que los logrados por McLaren-Honda en 1988. En ocho de esas carreras con Hamilton y Rosberg repartiéndose las dos primeras posiciones, el tercero en discordia ha sido un piloto de Ferrari, como sucedió este domingo con el piloto finlandés Kimi Räikkönen, que ocupó el tercer puesto del cajón.

El único elemento de suspense llegó en el tramo final de la carrera, cuando Hamilton no fue autorizado en su última entrada en boxes a colocar neumáticos superblandos, que quizá le hubieran permitido acercarse a Rosberg. Finalmente el campeón inglés finalizó a 8 segundos de Rosberg, que no vio amenazado su primer puesto.

Esta 14ª victoria de Rosberg en Fórmula 1 no modifica la clasificación del campeonato, ya que el alemán tenía la segunda posición del mundial asegurada.

“No tengo necesidad de vacaciones. Estoy preparado para comenzar mañana la temporada 2016”, afirmó desde el podio.

“El peor momento de la temporada para mí llegó en Austin”, confesó Rosberg algo después, en conferencia de prensa, cuando se le pidió que hiciera balance de su año en la Fórmula 1.

“Desde entonces volví con más fuerza. Siempre es difícil pelear con Lewis”, añadió en relación a su racha triunfal: tres victorias sin mácula, en México, Brasil, y el domingo en Abu Dabi, las tres por delante de su compañero Hamilton.

Pensando en 2016

Hamilton, conciliador, no levantó la voz después de quedarse de nuevo a las puertas del triunfo: “Hay que ser conscientes de que ha sido un año increíble. Estoy feliz y desde ahora vamos a poder disfrutarlo realmente. Debo agradecer a mi equipo, que realizó un trabajo increíble con el coche”, el W06 Híbrido de la marca de la estrella. “Hemos demostrado que Mercedes es el mejor equipo del mundo”, concluyó.

La tercera posición de Räikkönen, campeón del mundo en 2007, le permitió alcanzar la cuarta posición del campeonato de pilotos, arrebatándosela a su compatriota Valtteri Bottas. Al volante de su Williams, finalizó en una decepcionante 13ª posición, aunque su escudería al menos fue tercera en el Mundial de constructores, solo superada por los dos colosos, Mercedes y Ferrari.

Los puestos de honor más allá del podio fueron ocupados por el otro Ferrari del alemán Sebastian Vettel, 4º tras remontar desde la 15 posición en la parrilla de salida, y por el mexicano Sergio Pérez (Force India), 5º, la misma posición en la que acabó su escudería en el Mundial de constructores.

El venezolano Pastor Maldonado (Lotus) fue el único piloto que no acabó la carrera en Abu Dabi luego de tener que abandonar por un toque con el español Fernando Alonso (McLaren) en la primera vuelta.

En 2016 Ferrari intentará acercarse más a las “Flechas Plateadas”, buscando un quinto titulo mundial para Vettel. En cuanto al resto de escuderías de la Fórmula 1, comenzando por Williams, Red Bull, y McLaren-Honda, deberán trabajar duro en los próximos meses para no descolgarse más del vertiginoso ritmo de los dos grandes de la Fórmula 1.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus