•   Gante, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Gran Bretaña conquistó su primera Copa Davis desde 1936 al derrotar a Bélgica 3-1, después de que su estrella Andy Murray lograra ganar el punto decisivo al derrotar en el cuarto partido a David Goffin, 6-3, 7-5 y 6-3, este domingo en Gante.

Murray, de 28 años, ganó sus tres partidos del fin de semana, los dos individuales y el doble (con su hermano Jamie el sábado), para ofrecer a Gran Bretaña su décima Ensaladera de Plata, y primera desde hace 79 años.

“No puedo creer que lo hayamos conseguido. Sinceramente creo que he jugado mi mejor tenis. Quería hacerlo por mi país”, declaró el número dos mundial. “Misión Cumplida”, escribió Judy, la madre de los hermanos Murray, en Twitter tras el triunfo.

El escocés cierra su participación en esta Copa Davis sin conocer la derrota, en una espectacular temporada en la que ha disputado 11 partidos para eliminar a Estados Unidos, Francia, Australia y Bélgica.

Murray es el tercer jugador en ganar sus ochos duelos individuales el mismo año, tras el estadounidense John McEnroe en 1982 y el sueco Mats Wilander el año siguiente. “Felicidades al equipo de Gran Bretaña. Murray, al ver tu reacción tras ganar me recordó cuando lo logramos en 2010 (victoria de Serbia). Bien hecho y merecido”, escribió en Twitter el número 1 mundial Novak Djokovic. El británico agranda su palmarés personal, en el que figuran también un título olímpico, un US Open y un título en Wimbledon. Junto a él, solo pueden presumir de tener estos trofeos dos leyendas como el español Rafael Nadal y el estadounidense André Agassi.

“Este fin de semana hemos caído ante un gran Murray que ganó el trofeo él solo ¡Es un auténtico campeón!”, reconoció el capitán belga Johan Van Herck.

El número dos mundial estuvo imperial a lo largo de todo el fin de semana, sin conceder un set en sus partidos individuales, primero ante Ruben Bemelmans (N.108 de la ATP) el viernes (6-3, 6-2, 7-5) y el domingo ante Goffin, 16º de la lista mundial.

“Fue monstruoso”

El belga en ningún momento inquietó a un adversario que una vez más exhibió los progresos que ha hecho en tierra batida esta temporada.

Animado por 4.000 aficionados británicos (de los 13.000 presentes en el pabellón), Murray se mostró muy sólido.

“Es un gran campeón. Lo intenté, busqué mi oportunidad desde el fondo de la pista, pero realmente estuvo demasiado bien. Fue monstruoso”, dijo Goffin. Gran Bretaña sucede en el palmarés a Suiza, a la que Bélgica había eliminado en la primera eliminatoria esta temporada.

“Lo recordaré toda mi vida. El ambiente fue increíble. Los aficionados británicos y belgas han demostrado que el deporte puede superar todos los miedos”, señaló Murray en la televisión belga, refiriéndose a la alerta de atentado existente durante toda la semana en el país, que marcó esta final de la Copa Davis.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus