•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El campeón herido no tuvo casta. La alegría de una hipotética remontada fue efímera; Luis Mendoza marcó un golazo en el génesis del desafío, regateó al arquero, marcando a puerta vacía. Pero un minuto después (5´) un sensacional pase filtrado de Jonathan Donado a Daniel Reyes y en medio de su desparpajo al no poder controlar la pelota, dejó el esférico en los pies de Henry García, quien no perdonó el empate 1-1.

Así empezó la vuelta en el Estadio Nacional de Futbol de forma frenética, con dos goles en los primeros 5 minutos del partido. La noche pintaba que sería un desafío fantástico, ¡y vaya que sí lo fue! La UNAN derrocó al campeón, empató 3-3 con el Ferretti, forzando una final inédita en el futbol nacional contra el Diriangén. 

Si los Caciques quebraron los pronósticos el sábado venciendo al Real Estelí 0-1 en el Independencia, donde la afición invadió el terreno provocando disturbios y poniendo en riesgo la integridad de los jugadores en una demostración deplorable y condenable que merece sanción, anoche la UNAN-Managua terminó de completar las sorpresas en este Torneo de Apertura que esta vez no tendrá a los dos monstruos de los últimos años.

No era necesaria una remontada épica para que el Ferretti cambiara la historia. Perdió 1-0 en la ida, pero ayer la UNAN simplemente fue superior. Los universitarios hicieron un partido sublime, no fue perfecto defensivamente, pero muy completo ofensivamente. Rápidos a la salida en contragolpe, prácticamente destrozaron en velocidad a un Ferretti burdo, lento en la transición de la pelota y que al final no expuso demasiado en busca de darle vuelta a un libreto que no tuvo cambios significativos.

En solo 4 minutos el Ferretti había completado la primera parte de la misión: marcar lo más rápido posible para empatar la eliminatoria, pero falló en concentración. La defensa rojinegra fue un pozo, y en medio de él, Donado sacó la lámpara filtrando un pase magistral, preciso, perfecto, que provocó el empate.

Jonathan Donado se quita a Luis Fernando Copete para marcar el tercer gol. Henry Padilla / ENDA pesar del balde de agua fría por la respuesta inmediata de los universitarios, había mucho partido por delante por jugar, aunque el Ferretti ahora necesitaba dos goles y no uno. Buscó el campeón ese tanto revitalizador que les diera la ventaja y que los pusiera cerca de cambiar la historia. 

En una jugada a balón parado, Raúl Leguías marcó de cabeza al 34. Parecía que el Ferretti podía lograr la hombrada en casa, se fue al descanso ganando 2-1 con 45 minutos por delante para volver a la final y defender su corona. 

Falla el Pulpo

Pero la UNAN apagó cualquier ilusión en solo el arranque de la parte complementaria. Luis Fernando González ejecutó un tiro libre potente, prácticamente enfrente de Denis “Pulpo” Espinoza, el balón rebasó al molusco, quien ni siquiera hizo sombra, pegó en el travesaño y entró a la portería. Otra vez la UNAN empataba el desafío (2-2) y ese gol sí le apagó las luces al Ferretti.

La UNAN se adueñó del partido, manejó los tiempos y aprovechó la fragilidad defensiva del Ferretti, que se fue encima pero sin ideas y terminó pagándolo caro. Evaristo González metió un pase filtrado largo a Jonathan Donado, quien recordó a Gareth Bale en aquel golazo contra el Barcelona en una final de Copa del Rey. 

El colombiano con una zancadilla descomunal se deshizo de su compatriota Luis Fernando Copete, y de derecha batió a Espinoza, que intentó cerrar el espacio, pero a su derecha dejó un gran hueco. Golazo de Donado en el 70, 3-2 ganaba la UNAN y prácticamente ya había enterrado al campeón desde ese momento. Intentó resucitar el Ferretti, marcó Cadena al 84 el empate, pero todo estaba consumado.

La UNAN y el Diriangén protagonizarán una final inesperada que iniciará este fin de semana en Diriamba. Los considerados David de las semifinales derrocaron a los Goliat del Apertura que ahora descansan en paz.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus