•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sábado pasado, en el Estadio Independencia de Estelí, se vio un hecho deplorable que mancha al futbol nacional. La barra brava del Real Estelí invadió el terreno de juego finalizado el desafío entre los norteños y el Real Estelí, provocando temor y poniendo en peligro la integridad de los futbolistas y cuerpo técnico.

No saber perder dejó como resultado ese mal episodio. Y es que no es la primera vez que la barra de Estelí deja una imagen lamentable, no son conscientes de que hay un límite que no se puede sobrepasar. 

Pero en el Estadio Nacional de Managua la noche del domingo, los aficionados del Ferretti tampoco quisieron quedarse atrás. Nuevamente el no saber perder provocó interrupciones en el desafío por los constantes lanzamientos de objetos al terreno de juego, entre ellos trozos de hielo y cervezas enlatadas. Es verdad que fue menos intenso comparado a lo que pasó en Estelí, pero igual este tipo de situaciones no deben suceder.

Los clubes tienen toda la responsabilidad de garantizar la seguridad en los estadios para que no se den estos disturbios. Pero no solo esa mala imagen dejó el partido del Ferretti desde las graderías, también desde el interior, porque el portero suplente del equipo, Alfredo Ellis, agredió al fotorreportero Leonel Rodríguez, quien simplemente estaba haciendo su trabajo, grabando con su cámara, pero el futbolista del Ferretti no se lo permitió.

“Pedimos disculpas por esos hechos lamentables que sucedieron en ambos partidos. La Comisión Disciplinaria ya está analizando el reporte de los árbitros, seguramente habrá sanciones, estas cosas no pueden pasar”, comentó Idelfonso Agurcia, secretario de la Federación Nicaragüense de Futbol, Fenifut, quien indicó que hoy se sabrán las sanciones contra ambos conjuntos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus