•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La historia del boxeo profesional de nuestro país siempre recordará al gran Alexis Argüello como el primer campeón mundial pinolero en noviembre 23 de 1974, y le seguiría sus pasos Eddy Gazo como el segundo campeón nica en marzo de 1977 con el taco de haberse coronado en el Estadio Nacional de Managua, y Argüello siguió con sus coronas en 1978 (Ligero Junior) y 1981 (Ligero) para convertirse en el primer tricampeón mundial latino, toda una hazaña.

Cayó Somoza y la nueva dirigencia deportiva en 1980 prohibió el deporte profesional en todas sus especialidades, incluyendo al boxeo. Y fue necesario esperar la reactivación del box rentado en 1990 para que apareciera nuevamente un campeón mundial. Fue entonces el turno del peso Paja (105 libras) Rosendo Álvarez, quien se forjó en parte como boxeador, en las filas del Ejército Nacional mientras cumplía con el servicio militar.

Viaje largo

La oportunidad se presentó el 2 de diciembre de 1995, cuando Rosendo manteniendo vivo el boxeo de paga, viajó hasta la lejana Tailandia con una “visa” invicta de 19 triunfos en fila, 14 de ellos definidos antes del límite, para enfrentar al sólido campeón local, Chana Porpaoin dueño de un envidiable récord de 35 triunfos sin derrotas y 14 éxitos por nocaut. 

El duelo de invictos sería la novena defensa del asiático, quien había destronado al japonés Hideyuki Ohashi por decisión mayoritaria (dos tarjetas a favor y la otra empatada).

Su condición de invencible y los contactos con la AMB le valieron a Rosendo ser seleccionado como retador y viajó junto a su séquito por 16 horas hacia Asia y luego varias horas vía terrestre, desde la capital Bangkok hasta la lejana localidad de Sa Kaeo, para fajarse con Parpoin, y en una pelea trepidante en la que cada round fue una fiera batalla, Rosendo forzó con su incansable golpeo, ser premiado con una ajustadísima decisión dividida, pues el juez azteca Eduardo Luna favoreció al hasta entonces campeón con puntaje de 116-115, en tanto, el venezolano Luis Rodríguez y el norteamericano Bob Watson (homónimo del jugador de grandes ligas) lo vieron vencedor 116-114 y 115-113, respectivamente.

Festejo total

Y Nicaragua entera saltó de júbilo cuando se conoció el fallo de los jueces en medio de una transmisión radial -poco audible a ratos- que realizó el narrador Yader Valle por radio Corporación y Rosendo Álvarez se cubría de gloria con una impresionante victoria que días después tuvimos la oportunidad de verla en todo su esplendor por medio de un video que trajo el nuevo campeón mundial y que fue retransmitido por canal 2 de televisión.

De esa hazaña ya han pasado 20 largos años (este miércoles recién pasado), y aunque Gardel se atrevió a cantar que “20 años no es nada”, bien vale la pena recordar ese gran capítulo de la historia del deporte nacional y del boxeo en especial, dándole nuevamente las gracias al gran Rosendo Álvarez, quien pretendía hacer una celebración de este XX aniversario con una velada de lujo, pero debido al fallecimiento del  boxeador Acevedo más un accidente automovilista sufrido por el Rosendo y su esposa, impidieron el festejo. 

“El ganador por decisión dividida y nuevo campeón: ROSENDO ALVAREZ de Nicaragua”!!!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus