•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Borussia Mönchengladbach rompió ayer la racha victoriosa del Bayern de Pep Guardiola al imponerse con claridad por 3-1, en lo que supone la primera derrota del campeón bávaro en la actual temporada de la Bundesliga. Guardiola, en las tres temporadas que lleva en el Bayern, nunca había perdido un partido en la primera vuelta.

La racha de lesiones del Bayern se reflejó en el hecho de que Pep Guardiola, por primera vez en los últimos cien partidos oficiales, repitió la alineación inicial. La buena noticia que vino de la enfermería en los últimos días, la recuperación de Franck Ribéry, no se reflejó en el once inicial pues el francés empezó el partido en el banquillo y solo entraría cuando el partido ya estaba sentenciado. Sin embargo, para la estadística queda que Ribéry reapareció con gol tras nueve meses de baja por lesión.

Bien plantados

El Gladbach trató de plantarle cara al Bayern sin limitarse el trabajo defensivo sino procurando también superar la presión adelantada de los bávaros con balones largos. Cuando lograban poner la pelota en la mitad contraria, además, adelantaban las líneas para intentar recuperar el balón.

El primer tiempo, sin embargo, fue del Bayern que no se fue en ventaja gracias, en buena medida, a las intervenciones del meta del Gladbach, Yann Sommer. Ya antes, Sommer había salvado en dos ocasiones al Gladbach con paradas ante Thomas Müller y Robert Lewandowski. Sin embargo, el Borussia seguía procurando atacar y, en la primera acción ofensiva digna de mención de la segunda parte, se fue en ventaja por medio del lateral izquierdo Oskar Wendt.

La jugada la inició Fabian Johnson por la banda izquierda, desde donde metió un balón al área que el brasileño Raffael puso en los pies de Wendt, para que este definiera con un disparo raso. El gol envalentonó al Gladbach que se hizo más ofensivo y, montado en la ola de la euforia, logró el segundo tanto en el minuto 66 por intermedio de Lars Stindl tras una jugada de estrategia.

El tercero llegó dos minutos después, en un contragolpe iniciado por Julian Korbo con un pase desde su propio campo y finalizado por Fabian Johnson. El Bayern trató de sacudirse de la catástrofe. Ribéry entró al campo y, tras una buena combinación con Müller y Arturo Vidal, logró el descuento.    

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus