•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ilusión de cualquier equipo se ha materializado para dos escuadras que contra todo pronóstico lucharán para poner sus pies en el máximo peldaño del futbol nacional.

Si bien para muchos seguidores la diferencia entre los protagonistas de esta historia es que la UNAN-Managua no tiene mucho que perder, porque el solo hecho de llegar a la final es un gran mérito, mientras que Diriangén tiene la presión de romper su racha sin títulos que ha prevalecido durante nueve años, la realidad es que más allá de las percepciones y por lo mostrado por ambos equipos, definitivamente los dos tienen mucho que arriesgar, por honor deportivo, por compromiso con sus seguidores y sobre todo por lealtad a los colores que defienden.

Protagonistas

A pesar de ser finalistas inesperados, tanto los Caciques como la UNAN cuentan con equipos sólidos en todas sus líneas, que descansan en hombros de algunos jugadores jóvenes que se combinan con la experiencia de hombres como David Solórzano y Eliud Zeledón, y tienen como complemento extranjeros que han sabido dar todo por su equipo: Lucas Carrera, Carlos Torres, Sergio Arzamendia, Andrés Giraldo y Lucas Martella por Diriangén; y Jhonatan Donado, Oscar Palomino, Rodrigo Hernández y Luis Fernando González por UNAN.

Previo al duelo de ida, el argentino Lucas Carrera manifestó: “Creo que tenemos que saber manejar los momentos de ansiedad que va a haber en el estadio, y nosotros manejar el partido y los tiempos para poder sacar un buen resultado”.

Asimismo, señaló que Diriangén vivió dos etapas distintas en el torneo y que las dos fueron importantes, porque se hicieron cosas buenas, pero también pasaron momentos duros que incluyeron cambio de técnico y de directivos.

“Lo bueno fue que el grupo se mantuvo firme y logramos superar esos momentos. El apoyo de la gente que siempre va al estadio y nos sigue por todo el país hace que este equipo sea más grande de lo que es”, remarcó Carrera.

En la acera de enfrente, para UNAN las cosas tampoco han sido sencillas. Arrancaron el torneo con la mancha de haber mantenido la categoría de Primera División tras salir airosos de un repechaje, por lo que no pasó por la mente de nadie que sería un equipo de peligro.

Su mejor hombre, Jhonatan Donado, sabe que estarán jugándose el todo por el todo y señaló que "ellos (Diriangén) están ante su gente, en su cancha y vienen con ese plus anímico de haberle ganado al Estelí. Nosotros tenemos que estar cautelosos, pero a la vez sabemos que podemos buscar la victoria”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus