•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El campeón Daniel Jacobs solo necesitó un minuto y medio del primer asalto para vencer por nocaut técnico al aspirante invicto Peter Quillin y retuvo el título de campeón del peso mediano, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Jacobs demostró nada más al sonar la campana que era el mejor púgil sobre el cuadrilátero montado en el Barclays Center, de Brooklyn, y ante 8,433 espectadores arrolló con sus golpes a Quillin, a quien rompió por completo su defensa y lo dejó con la primera derrota de su carrera profesional.

El campeón del mundo le colocó una derecha demoledora a Quillin que no se la esperaba, ni vio por donde le llegó, pero que le impactó de lleno en la parte izquierda de la cara para dejarlo tocado.

Aunque Quillin no cayó a la lona, Jacobs lo puso contra las cuerdas y le colocó todo tipo de golpes con ambas manos sin que el excampeón del mundo pudiese responder, mientras que sus ojos estaban completamente extraviados.

El árbitro del combate Harvey Dock no dudó un instante en parar tan desigual duelo, cuando faltaba 1:25 minuto para el final del asalto inicial.

CONTUNDENTE

La decisión de parar la pelea no gustó a Quillin hasta que luego vio la repetición del golpe que le colocó el campeón y admitió que fue lo mejor; estaba tocado por completo y no tenía sentido seguir ante el riesgo de sufrir un gran daño físico.

“No hay golpes de suerte en el boxeo. Claramente le alcancé con uno que fue durísimo”, declaró Jacobs al concluir la pelea.

“Una vez que me di cuenta que estaba tocado, lo que hice fue mantener el ataque para asegurar la victoria”.

Jacobs dejaba su marca en 31-1, con 28 triunfos por nocaut, mientras que Quillin la bajaba a 33-1-1, 23 victorias conseguidas por la vía rápida. Lo que se esperaba una gran batalla por el título, al final se confirmaron los pronósticos que daban a Jacobs de favorito y mantuvo su racha triunfal por la vía del nocaut.

La clara victoria de Jacobs lo deja listo para lo que puede ser su próximo combate contra el campeón inglés Andy Lee, de 31 años, el mismo que logró un combate nulo ante Quillin, con el título de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en juego.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus