•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Evitó el descenso en su primera temporada en la máxima categoría, eliminó al vigente campeón en la presente campaña y está a un paso de convertirse en monarca del torneo de Apertura de la Primera División. La UNAN–Managua, gracias a un solitario tanto de Jonathan Donado (penal, minuto 5), superó a los Caciques del Diriangén (0-1) en el partido de ida de la final y está a noventa minutos de alcanzar la gloria.

Posiblemente sin ser favorito, el conjunto universitario se quitó los prejuicios y allanó la morada del Diriangén, que acabó el desafío con nueve jugadores, enjuiciados por la desesperación, la frustración y el pánico de ver cómo eran superados futbolísticamente por su rival.Donado lideró la ofensiva.

El argentino Sergio Arzamendia, por doble amarilla (79’) y el diriambino Jason Coronel, con roja directa (85’), dejaron en evidencia lo mal que la pasaron los Caciques, sobre todo, en la parte complementaria. Ciertamente la cartulina roja que mostró el árbitro Franklin Jarquín a Coronel deja espacio para el debate, es posible que el zaguero de la UNAN Luis Fernando González haya exagerado.

Buen inicio

La primera mitad del encuentro contrasta enormemente con la superioridad que exhibió la UNAN en el complementario. Los Caciques iniciaron dominando el esférico, generando llegadas por los costados, aprovechando la velocidad de Juan Carlos Urbina y Víctor Parrales. Incluso daba la impresión que serían los locales quienes abrirían el marcador.

El atacante argentino Lucas Martella tuvo la más clara cuando corría el minuto diez, tras recibir un balón a espaldas de dos defensores en el área chica y aunque la recepción fue buena, no logró empalmar la pelota y permitió a los zagueros reivindicarse y al arquero Óscar Palomino adueñarse de la redonda.

Los diriambinos se apropiaron de las acciones con orden durante la primera media hora. Sin embargo, los universitarios tuvieron un par de oportunidades que metieron en complicaciones a la defensa Cacique. De hecho, tan claro parecía el panorama para los de casa, que Carlos ‘Catún’ Mendieta se erigió como el héroe en la primera parte, tras ganar un mano a mano contra Donado, quien lo encaró tras recibir un pase filtrado de Daniel Reyes.

Minutos antes el propio Reyes trató de asistir al colombiano estrella de la UNAN, tras cabecear un balón que centró desde la derecha José Carrión y que recorrió toda el área, sin embargo, a pesar del sacrificio de Daniel para que la jugada acabara en gol, Mendieta salió oportunamente a tapar el remate.

Avalancha universitaria

Henry ‘Turquitín’ García hizo poco en el primer tiempo, en parte por la buena postura de la defensa diriambina, pero en la segunda mitad estuvo imparable, picando por la derecha, metiendo balones entre líneas y recuperando en cada pérdida. Así, las cosas fueron más sencillas para la UNAN.

A eso súmenle los errores del Diriangén, el mayor de todos una mano de Andrés Giraldo en su área tras un cobro de esquina.

El árbitro Jarquín no dudó en señalar el penal y el “hombre gol” de los académicos, Donado, lo transformó en el 0-1 con un cobro sutil, frío y de un goleador genuino.

Ese tanto fue como un balde de agua helada sobre los Caciques, que en el ejercicio de buscar el empate comenzaron a ceder espacios y quedaban mal parados. Vaya que la UNAN sabe aprovechar esa fórmula y lo demostró contra el Ferretti. Los universitarios comenzaron a dominar las acciones y jugaron con el ánimo del Diriangén.

Los académicos lograron hasta cuatro llegadas en un lapso de quince minutos, para fortuna de los locales Mendieta estuvo seguro en la medida de lo posible y la zaga oportuna para rechazar. Donado pudo ponerle sello a la eliminatoria en una jugada de contragolpe comandada por Evaristo González, que tras pisar el área asistió a Donado, pero el goleador sacó un remate potente a las graderías (83’).

Antes, ‘Turquitín’ García generó una jugada de contragolpe y cuando parecía que tenía el camino abierto para pisar el área, Arzamendia le cometió una falta que propició su segunda amarilla y por ende la expulsión. Al 90’, Jason Coronel tuvo un encontronazo con el ‘Choco’ González y aunque da la impresión que era máximo para amarilla, Jarquín le mostró la roja.

Así se redondeó un partido de pesadillas para el Diriangén y se completó uno de ensueños para la UNAN, que recibirá el próximo sábado a los Caciques en el Estadio Nacional de Futbol (8:00pm), para el partido de vuelta, con una ventaja mínima, pero que podría significar su primer título desde que ascendió a Primera División hace dos años.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus