•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El cielo de Rio de Janeiro se cubrirá de fuegos artificiales la madrugada del 1 de enero para recibir un 2016 lleno expectativa por los Juegos Olímpicos, que se celebrarán por primera vez en Sudamérica.

Cerca de dos millones de personas, entre ellos unos 850,000 turistas, se concentrarán en la famosa playa de Copacabana para ver los 16 minutos del show pirotécnico, sincronizado con una banda sonora de temas relacionados al evento deportivo y ritmos brasileños.

"Rio es la primera ciudad sudamericana que es sede de unos Juegos Olímpicos, lo que es motivo de una enorme satisfacción para todos nosotros (...) En 2016, todos seremos cariocas", dijo el secretario de Turismo de Rio, Antonio de Melo, citado en una nota de prensa divulgada el jueves.

Serán 24 toneladas de fuegos (34.000 cohetes) distribuidos en 11 balsas a lo largo de la costa de Copacabana.

Cien años de samba

La fiesta también conmemorá el centenario de la samba, el ritmo "más brasileño de todos", según subrayó De Melo.

Famosos intérpretes como Jorge Ben Jor y Zeca Pagodinho, así como la batería de la escuela Beija Flor, campeona del carnaval de 2015, se presentarán en el escenario principal de la fiesta.

Muchos se vestirán de blanco, como dicta la tradición, y aprovecharán para hacer sus ofrendas de flores a Yemanjá, la diosa del mar en el Candomblé, el culto afrobrasileño. El rojo también es una opción para buscar el amor y el dorado para la riqueza.

Saltar siete olas pidiendo deseos o comer 12 uvas con el mismo propósito, consumir lentejas para la "buena suerte y prosperidad", usar ropa nueva y evitar el pollo "porque hace retroceder", forma parte también de las supersticiones locales.

Y los brasileños practicarán todos estos ritos sabiendo que 2016 llegará con una dura crisis política y económica heredada de su predecesor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus